La isla de Jeju, en Corea del Sur es uno de los destinos más turísticos y visitado del país, tanto por los propios coreanos como por sus vecinos asiáticos. La fama de esta pequeña isla ha traspasado fronteras, no solo por todos los lugares interesantes que ver en Jeju, sino también por haber sido declarada Patrimonio Natural de la humanidad por la Unesco. Atraídos por tanta belleza prometida en blogs y revistas de viaje, dedicamos casi 5 días completos a recorrer en coche la isla de Jeju. Nuestro viaje por Corea del Sur empezó aquí, en la isla de Jeju, a donde llegamos en un corto vuelo desde Shanghai, China.

Pero… ¿de verdad la belleza de Jeju es tal y como cuenta todo aquel que la ha visto?. En nuestra opinión, no. Jeju fue una pequeña decepción. Nos esperábamos una isla verde y salvaje pero nos encontramos con una isla muy urbanizada, sobre todo en las costas norte y sur. Es cierto que la isla posee algunos rincones de gran belleza pero quizás las expectativas que teníamos eran demasiado altas y por ello no nos parecieron tan espectaculares como prometían.

Como siempre os decimos en nuestro blog… esta es solo nuestra opinión, que no tiene porque coincidir con la de los demás viajeros. Y ya sabéis, para opinar vosotros mismos, que mejor que animaros a visitar Corea del Sur y por supuesto la isla de Jeju.

Qué hacer en Jeju en 3, 4 o 5 días

En nuestro viaje por Corea del Sur reservamos 5 días para visitar la isla. Aquí os dejamos nuestra ruta en coche por Jeju «prevista» para 5 días, para que os ayude a planificar vuestro viaje.

  1. Jeju – Hamdeok beach – Woljeong-ri beach – Manjanggul cave – Seongsan
  2. Ilchulbong Seongsan- Isla de Udo – Seongsan
  3. Seopjikoji – Aldea tradicional Seongeup – Cascadas Jeongbang – Seogwipo
  4. Monte Hallasan – Cascadas Cheonjeyeon – Jusangjeolli clifs
  5. Yeonmeori – Songaksan trail – Campos de té O´Sulloc – Jeju

Sin embargo, esa no fue la ruta «real» que seguimos. Las condiciones climatológicas nos forzaron a recorrer la isla en solo 3 días. El fuerte tifón Tapah azotó Jeju durante 2 días, lo que nos obligó a recluirnos en el hotel y en un café cercano viendo como el intensísimo viento y lluvia arrastraban todo a su paso. Así pues tuvimos que ir visitando los diversos lugares según el tiempo nos lo permitía, por lo que el recorrido en coche que hicimos fue mucho más caótico. Sin embargo, después estar allí, creemos que 3 días son tiempo suficiente para ver lo mejor de la isla de Jeju.

Jeju recorrido en coche

Que ver en Jeju, recorrido en coche

Lugares imprescindibles que ver en Jeju en 3 días

Seongsan Ilchulbong

Este volcán extinto surgido hace miles de años por una erupción volcánica bajo el mar, es una de las atracciones más conocidas y visitadas de la isla. Es, quizás, uno de los principales motivos por los que incluir Jeju en un viaje por Corea del Sur. Pero, también es un ejemplo del mal que han hecho las fotografías con dron o las fotos trucadas que pueden verse en internet. Cuando uno busca el nombre de este cráter volcánico en la red encuentra miles de fotografías aéreas de una belleza que quita el aliento. Pero, esa imagen no la verás nunca, a menos que puedas volar. La realidad es que solo verás el cráter desde uno de sus lados. Si al llegar a Seongsan Ilchulbong eres consciente de lo que vas a encontrar disfrutarás de la visita, pero sino, te llevarás una gran decepción.

Muy cerca del inicio del sendero que sube hasta el cráter hay un amplio parking y las taquillas donde se paga para poder acceder hasta la parte más alta del pico. Si no quieres pagar, puedes hacer una caminata gratuita que lleva por el acantilado hasta uno de los lados del volcán.

La ascensión hasta el cráter no es muy dura y el sendero discurre entre vegetación y con buenas vistas del pueblo y el mar que rodea el pico. Tardamos unos 20-30 minutos en subir los aproximadamente 180 metros de desnivel que hay hasta el mirador sobre el cráter. Y aquí es donde nos dimos cuenta de la decepción de muchos viajeros que esperaban encontrar las mismas imágenes tanta veces vistas en internet y que sirven también de promoción para la isla de Jeju. Desde el mirador solo se ve una pradera de forma redondeada y cubierta en su totalidad por matorrales.

Aunque hay gente que sube a ver el amanecer en lo alto del volcán Seongsan Ilchunbong, la mejor imagen (al amanecer o al atardecer) se tiene desde la playa que queda al oeste del pueblo, con el volcán a contraluz saliendo del mar. Nosotros no pudimos verlo…el tifón Tapah nos lo impidió.

Seongsan Ilchulbong isla Jeju

Seongsan Ilchulbong al fondo

Seongsan Ilchulbong isla Jeju

Cráter del volcán Seongsan Ilchulbong

Seongsan Ilchulbong isla Jeju

Vistas del pueblo desde lo alto del volcán

Parque Nacional de Hallasan

El monte Hallasan es el más alto de la isla de Jeju con sus 1950 metros de altura. Es posible verlo desde muchos puntos de la isla ya que se encuentra justo en medio de ella.

Se pueden hacer muchas caminatas dentro del parque, aunque en realidad todas ellas confluyen en un punto. Nosotros decidimos hacer el Yeongsil trail, uno de los más habituales para subir hasta Hallasan.

Llegamos con nuestro coche hasta las taquillas del parque y continuamos 2,5 kilómetros más hasta el último aparcamiento. Desde ahí iniciamos el ascenso que no va a llevarnos hasta la cima del monte Hallasan ya que parte del sendero está cerrado al público. El primer tramo del camino es fácil y discurre por bosque. Poco a poco el sendero va volviéndose más empinado pero está perfectamente marcado e incluso acondicionado con escalones de madera.

Encontramos varios miradores a lo largo del camino, desde los cuales es posible ver casi toda la isla de Jeju. Caminamos hasta alcanzar la bifurcación de caminos que lleva al monte Hallasan. Un poco antes hay un mirador desde el que se tiene una vista perfecta del volcán Hallasan.

El descenso se hace por el mismo camino hasta llegar al parking. En total son unas 4 horas de caminata. Un trekking agradable, con un bonito paisaje, aunque no tan espectacular como esperábamos. A nosotros no nos pareció excepcional, aunque sea una excursión muy famosa. Si no te gusta andar o hace mal tiempo no pienses que te has perdido algo increíble… o al menos esa es nuestra opinión.

Ruta Yeongsil monte Hallasan isla Jeju

Ruta Yeongsil monte Hallasan

Ruta Yeongsil monte Hallasan isla Jeju

Ruta Yeongsil monte Hallasan

Ruta Yeongsil monte Hallasan isla Jeju

Monte Hallasan al fondo

Subida a Hallasan

Yeongsil trail

Tubo de lava de Manjanggul

Manjanggul es uno de los lugares más curiosos e interesantes que se pueden ver en Jeju. No tanto porque se trate de un sitio espectacular sino porque es algo completamente diferente al resto de lugares que ver en Jeju.

La cueva o tubo de lava de Manjanggul se formó hace miles de años por una erupción volcánica. La lava al fluir desde el cono volcánico fue formando los largos pasillos que hoy pueden recorrerse. Manjanggul tiene una longitud de más de 8 kilómetros, pero solo está abierto al público 1 kilómetro.

Llegamos a la Manjanggul bajo una lluvia intensa, el tifón ya se estaba acercando y era un buen lugar donde pasar la mañana ya que estaba a cubierto. Dejamos el coche en un gran parking que hay a la entrada y pagamos el ticket para poder acceder a la cueva. Desde allí hay que andar unos cientos de metros hasta el inicio del recorrido por el túnel.

Habíamos leído que era necesario llevar linterna, pero en realidad no hace falta. Aunque el tubo está en penumbra, la sensación de pasear con luz tenue es mucho mejor que hacerlo con linterna, porque da más sensación de estar bajo tierra. En ocasiones la cueva se ensancha y parece un túnel de carretera. Durante todo el recorrido hay carteles explicativos de como se formó la cueva y porqué hay estratos de distintas erupciones volcánicas. Al final del recorrido vemos una gran columna de lava de más de 7 metros de altura y una pared de lava que impide continuar.

Desandamos el camino hacia la salida. El recorrido nos ha llevado algo más de una hora paseando con tranquilidad. Menos mal que hemos recordado llevar ropa y calzado de abrigo porque dentro del túnel la temperatura baja bastante y hay mucha humedad.

Manjanggul tubo de lava isla Jeju

Manjanggul tubo de lava

Aldea Seongeup

Seongeup es una de las antiguas aldeas tradicionales que aún se conservan en Corea del Sur. A lo largo de nuestro viaje por el país visitamos cuatro de estas aldeas, cada una de ellas diferente y todas interesantes. Seongeup es una aldea en la que aún vive gente, en antiguas casas de tejado de paja. No se trata de un museo, sino de un lugar vivo y por ello nos pareció mejor opción que visitar la Jeju folk village que se encuentra cerca de Seongeup.

Al llegar a la aldea nos topamos con una antigua muralla de roca volcánica y 4 puertas de acceso. Traspasamos una de estas puertas (el acceso es gratuito) y nos encontramos con las primeras construcciones tradicionales hechas de muros de piedra y tejados de paja que parecen boinas. Apenas hay un puñado de visitantes por lo que recorremos las calles de la aldea sin tumultos y con un silencio solo roto por algún coche que circula por una de las avenidas principales.

Las entradas a los patios de las casas tradicionales tienen tres troncos. Dependiendo de como estén colocados estos troncos sabrás si puedes o no traspasar el umbral. Si están en posición horizontal significa que está cerrado y no se puede pasar. Sin embargo, si los troncos están bajados por un lado, el acceso está permitido. Pero, aunque la puerta esté abierta, recuerda que esto no es un museo, sino un pueblo donde vive gente.

Pasamos algo más de hora y media recorriendo la preciosa aldea, y antes de irnos entramos en un templo confuciano. Muy cerca del templo hay una zona de árboles centenarios (zelkovas entre otros). Algunos de estos árboles tiene cerca de 500 años y muchos de ellos necesitan postes para que las ramas no se caigan por el peso de las mismas.

Salimos de la aldea por la puerta oeste y observamos unas curiosas estatuas de piedra volcánica. Son los Dolharubang o “abuelos” que según leemos son guardianes de la aldea y cuidan de la salud y la seguridad de los visitantes.

Aldea Seongeup

Entrada a la aldea Seongeup

Aldea Seongeup

Aldea Seongeup

Aldea Seongeup

Aldea Seongeup

arboles centenarios en jeju

Árboles centenarios en Seongeup

Cascadas Jeongbang

Jeongbang son las primeras cascadas que visitamos en Jeju. A lo largo de la isla hay muchas cascadas pero estas son conocidas porque son las únicas que caen directamente al mar. No son excesivamente grandes, tienen menos de 25 metros de altura, ni muy anchas, pero están situadas en un bonito entorno costero. Además, tenemos la suerte de verlas con mucha agua ya que visitamos Jeju después de los meses más lluviosos del año.

Para acceder a las cascadas hay que pagar y se tardan unos 20 minutos en verlas ya que hay bajar y subir un buen tramo de escaleras.

Cascadas Jeongbang en la isla de Jeju Corea del Sur

Cascadas Jeongbang

Cascadas Cheonjeyeon

Cuando nos aproximamos a las cascadas Cheonjeyeon pensamos que nos habíamos equivocado de lugar. ¿Nos había llevado el maps.me de verdad hasta las cascadas?. Nos parecía mentira ya que estábamos en medio de la ciudad, repleta de edificios altos, centros comerciales y grandes avenidas. Pero sí, estábamos en el sitio correcto. Parece mentira que estas 3 bellísimas cascadas y el espeso bosque que las rodea estén en medio de la ciudad.

Aparcamos el coche en uno de los accesos que hay para visitar las cascadas Cheonjeyeon y tras pagar en la taquilla nos dirigimos a la segunda cascada, que cae con mucho estruendo en una poza. Continuamos el sendero hasta la primera cascada, que es la más espectacular de las tres. Esta cascada sorprende por las paredes con forma de hexágonos que la rodea, parecidos a los que se ven en los acantilados Jusangjeolli.

Para llegar a la tercera cascada hay que bajar (y por supuesto luego subir) un total de 300 escalones… es la menos bonita de las tres y la que menos merece el esfuerzo.

No confundas estas cascadas Cheonjeyeon con las Cheonjiyeon (solo cambia una letra) que están en la ciudad de Seogwipo. Esta última cascada no pudimos verla ya que estaba cerrada por el tifón debido a la caída de numerosos árboles. Lo curioso de esta cascada de Seogwipo es que puede visitarse de noche porque la iluminan.

Cascadas Cheonjeyeon que ver en Jeju

Segunda cascadas Cheonjeyeon

Cascadas Cheonjeyeon

Tercera cascadas Cheonjeyeon

Acantilados Jusangjeolli Cliff

Jeju es una isla volcánica y muchos de los paisajes que pueden verse en la isla reflejan alguno de los fenómenos producidos por los volcanes. Este es el caso de los acantilados Jusangjeolli, una formación de columnas hexagonales creadas por la lava del monte Hallasan al llegar al mar y enfriarse.

Los acantilados no son muy grandes. Hay un corto sendero que lleva hasta tres miradores sobre el mar donde pueden verse estas curiosas columnas basálticas. En algunos sitios comparan estos acantilados con la calzada de los gigantes irlandesa. Nosotros no hemos estado en esa zona de Irlanda por lo que no podemos opinar sobre su supuesto parecido.

Acantilados Jusanjeolli que ver en Jeju

Acantilados Jusanjeolli

Hamdeok beach

Estas playas de arena blanca son agradables para pasear por un sendero que hay junto a la costa. Nosotros las visitamos justo antes de que el tifón hiciera su aparición por lo que solo dimos un pequeño paseo por la colina que hay justo al lado.

Woljeong-ri beach

Nos acercamos a esta playa atraídos por lo que habíamos leído acerca de las pintorescas cafeterías que hay frente al mar. Al llegar vimos decenas de cafés con enormes vidrieras y cómodos sillones para disfrutar de las vistas.

Tomar un buen café en Corea es fácil pero hacerlo frente a estas vistas es una maravilla. Nosotros, que somos adictos a un buen café, disfrutamos cada minuto que pasamos viendo como las enormes olas chocaban contra la costa justo frente a nosotros.

Roca Oedolgae

Esta roca de 20 metros de altura, que se alza desde el mar también se formó por la lava al enfriarse. No se trata de un lugar imprescindible que ver en Jeju, pero está situada en una bonita zona costera desde la que se ven varios islotes y desde la que disfrutamos de un bello atardecer.

Roca Oedalgae en jeju

Roca Oedalgae

Montaña Songaksan

Aunque el sendero que recorre la montaña Songaksan no es el lugar más espectacular de Jeju, fue uno de los que más me gustaron de la isla. Quizás por las espectaculares vistas de la costa, quizás por el sol que se estaba poniendo tiñendo el paisaje de luz anaranjada o quizás por la tranquilidad del camino que recorre sus 99 pequeños cráteres… Songaksan es un lugar que merece la pena recorrer si llegas hasta la parte oeste de la isla.

Un recorrido con pequeñas subidas y bajadas bordea los casi 3 kilómetros de costa de Songaksan. A lo largo del sendero hay varios miradores, bancos para disfrutar del paisaje marino y curiosas cuevas que fueron usadas por los japoneses en los últimos días de la segunda guerra mundial. Reservar un par de horas en un viaje por Jeju para disfrutar de este bonito lugar es un plan muy recomendable.

Songaksan que ver en Jeju Corea del Sur

Songaksan

Songaksan que ver en Jeju Corea del Sur

Songaksan

Plantación de te O´Sulloc

No muy lejos de Songaksan hay una plantación de té junto a un museo dedicado a esta bebida. Por falta de tiempo no pudimos visitar el museo, pero sí pudimos pasear entre las plantaciones de té ya que están abiertas. Si no vas a visitar los campos de té de Daehan Dawon en Suncheon, que son mucho más espectaculares, este lugar es interesante para conocer de cerca una plantación de este tipo.

Plantacion de te Osulloc

Plantación de te O´sulloc

Otro lugares de Jeju que no pudimos visitar

Los “caprichos” de la naturaleza, en forma de un tifón que duró dos días, nos obligaron a acortar nuestro itinerario. Estos son los lugares que tuvimos que sacrificar y no pudimos visitar por falta de tiempo.

Isla de Udo

Esta pequeña isla se encuentra situada a pocos kilómetros de la costa este de Jeju. Desde lo alto de Ilchulbong Seongsan es posible ver en la distancia el contorno de la isla. Nuestra intención era cruzar en Ferry desde el puerto de Seongsan (solo son 15 minutos de navegación) y dar la vuelta a la isla en bicicleta. Pero el tifón Tapah tenía otros planes para nosotros. Aún así, nos pareció en la lejanía que Udo no era la isla salvaje e inexplorada que nos esperábamos… también está muy urbanizada en una de sus costas.

Montaña Sanbangsa y Templo Sanbanggulsa

Esta montaña de forma perfectamente redondeada está situada en el sudoeste de la isla. La mayor parte de los viajeros se acercan hasta aquí atraídos por el templo Sanbanggulsa, que en realidad es una cueva cuya entrada se asoma al mar y que posee en su interior una estatua de buda.

Jeju Folk Village

Esta aldea tradicional es en realidad un museo que alberga decenas de casas tradicionales reconstruidas o trasladadas desde otro emplazamiento. En Jeju hay además otra aldea tradicional que todavía está habitada, Seongeup. A la hora de elegir entre una y otra aldea, decidimos visitar la segunda al parecernos más interesante por tratarse de una aldea real y no de un museo.

Seopjikoji

Cerca del volcán Ilchulbong, en el este de Jeju se encuentra este lugar muy visitado para ver el atardecer. Desde el faro hay buenas vistas de la costa y del lejano pico Ilchulbong en Seongsan.

Museo de las Haenyeo

Las famosas Haenyeo o mujeres buceadoras están presentes por toda la isla de Jeju. Pero para conocer mejor todo lo que rodea a estas valientes mujeres capaces de bucear durante minutos en apnea para recolectar pescados y mariscos se puede visitar el museo dedicado a ellas.

 

No viajes sin seguro médico y de viaje

mondo