Vitoria es una de las grandes capitales del País Vasco, sin embargo es menos conocida que otras ciudades de Euskadi como San Sebastian o Bilbao. Queremos descubrir qué nos ofrece la ciudad y viajamos a Vitoria un fin de semana…y nos sorprende por muchas cosas. Por su bien conservado centro histórico, por sus amplias zonas verdes y peatonales y por su ambiente de tapeo. Pero sin duda, una de las experiencias que mejor recuerdo nos deja la ciudad es la visita guiada a la catedral de Santa María. Un lugar que os recomendamos vivamente y del que os hablamos en este artículo.

Nuestra guía de viaje por España

La ciudad de Vitoria-Gasteiz

Vitoria arrastra muchos siglos de historia a sus espaldas. Y eso se nota al recorrer su casco antiguo, conocido como “la almendra” medieval debido a su forma.

El origen de Vitoria se remonta a finales del siglo XII, aunque antes de erigirse la ciudad existía aquí una pequeña aldea llamada Gasteiz. Un recorrido por las calles de la ciudad os llevarán por siglos de historia y un legado cultural de estilo románico, gótico, renacentista… hasta nuestros días.

Vitoria en la actualidad ha apostado por la sostenibilidad. Por los grandes espacios verdes. Por las sendas peatonales y bidegorris (carriles para bicicletas). Todo ello ha sido reconocido con varios premios internacionales, entre ellos Capital verde europea en 2012 o Global green city award en 2019 por la ONU. Como colofón, en 2020 fue incluida en los mejores destinos de viaje para 2021 por National Geographic.

Con todos estos datos… ¿no has sentido un deseo imperioso de visitar esta interesante ciudad vasca?

vitoria gasteiz

Grafitis en Vitoria

La catedral de Santa María

La catedral de Santa María está enclavada en la parte más alta del casco medieval, allí donde se estableció la aldea de Gasteiz. En 1150 se pusieron las primeras piedras de la iglesia románica de Santa María, adosada a la muralla. Un siglo después esta primitiva iglesia había desaparecido y el templo de estilo gótico iba cobrando forma. En los siglos XVI-XVII se construye la torre y es cuando empiezan los problemas estructurales que se irían agravando poco a poco.

A mediados del siglo XX se inicia un plan de restauración, con poco éxito y muchos errores que llevarían a un mayor deterioro de algunas partes de la catedral. En 1994, el riesgo de desplome es inminente y es cerrada al público.

Pero llega el siglo XXI y se inicia un ambicioso plan de restauración integral que intenta poner fin al deterioro de la catedral de Vitoria.

catedral santa maria vitoria

Catedral Santa María

Visitas guiadas a la catedral de Vitoria

La catedral de Santa María fue declarada patrimonio de la humanidad de la Unesco en el año 2015, al estar incluida en la denominación caminos de Santiago.

Un año antes, en 2014, había sido abierta al público con el lema “abierto por obras”. Gracias a esta iniciativa pudimos recorrer la catedral y ver con nuestros propios ojos cómo se ha desarrollado la restauración del templo.

Para hacer la visita guiada a la catedral, hacemos la reserva previa en su página web. No es necesario hacer el pago online, solo hacer la reserva en el horario disponible, presentarte puntual en el centro de visitantes y calzarte un gorro de obra poco estético pero práctico.

Comienza nuestra visita. Antes de dirigirnos a la cripta, vemos un video que nos explica cómo se ha llevado a cabo la restauración de la catedral. Nos adentramos en la cripta, uno de los lugares más interesantes de la visita. En ella vemos los cimientos originales del templo, parte de la muralla y antiguos enterramientos. Pero lo más impresionante, incluso para los profanos en arquitectura como nosotros, son los refuerzos que se han hecho en los cimientos para que el suelo de la catedral no sufra más daños.

Nuestro siguiente destino es la nave de la catedral. Ahí vemos con asombro las grietas que se han ido formando tras siglos de deterioro o las columnas inclinadas que parecen un efecto óptico pero no lo son. No sabemos cómo los fieles se atrevían a acudir a misa viendo esas profundas grietas en las paredes. Antes de continuar el recorrido miramos hacia arriba y contemplamos la llamada “Bóveda del milenio” construida durante las obras de restauración pero usando las mismas técnicas de hace siglos.

Tras recorrer el triforio de la catedral que nos muestra una visión diferente del templo, salimos al exterior por el paseo de ronda.

catedral santa maria vitoria

Cripta de la catedral

catedral santa maria vitoria

catedral santa maria vitoria

Por último llegamos al “Pórtico de la luz”, construido en el XIV. Nos sentamos y nos disponemos a disfrutar de una proyección multimedia de luz y sonido en la que descubrimos asombrados todos los cambios que ha sufrido la policromía del pórtico desde el siglo XVI al XX. Parece mentira que el pórtico que tenemos frente a nosotros estuviera pintado de intensos colores en el pasado.

Y aquí terminaría nuestra visita guiada por la catedral si no hubiéramos incluido en nuestro recorrido el ascenso a la torre campanario. Subimos una monumental escalera de caracol y arriba nos encontramos con las espectaculares vistas de la ciudad y los alrededores. Un colofón perfecto para una especie de viaje en el tiempo que nos ha llevado desde los origines de la catedral hasta las obras de restauración del siglo XXI.

catedral santa maria vitoria

Vistas desde el campanario

Cómo visitar la catedral

  • Para hacer la visita guiada es imprescindible hacer una reserva previa en la página web
  • La reserva no requiere pago online
  • Las visitas salen del centro de visitantes. Cantón de Santa María, 3
  • Desde finales de 2020 se puede hacer un recorrido virtual por la muralla y la catedral con unas gafas de realidad virtual

Dónde alojarse en Vitoria

La capital vasca es una ciudad muy abarcable a pie. Lo mejor que puedes hacer es buscar un alojamiento cerca del centro histórico y olvidarte del coche. Pasear por Vitoria es muy agradable, hay muchas zonas verdes y peatonales y todo está relativamente cerca. Te recomendamos que busques alojamiento en uno de estos apartahoteles en Vitoria.