¿Te imaginas poder dormir en un castillo, un monasterio, un palacio, un antiguo hotel de peregrinos o en un enclave natural espectacular?. Todo eso es posible en los hoteles de Paradores Nacionales de España. Gracias a esta cadena española se han rehabilitado y conservado decenas de edificios históricos que en algunos casos estaban en ruinas. Si buscas alojamiento en tu viaje por España, no dudes en dormir en alguno de estos Paradores llenos de historia.

Nuestra guía para recorrer España

Historia de los Paradores Nacionales

Lejos queda el año 1928 cuando se construyó el primero de los paradores en la Sierra de Gredos, Avila. Aquel primer parador contaba con 30 plazas y hoy en día la Red de Paradores cuenta con más de 10.000. A este parador le siguieron los de Alcalá de Henares y Ciudad Rodrigo en 1929, Oropesa y Ubeda en 1930 y Mérida en 1933. Y así muchos otros hasta llegar a los casi 100 que hay en la actualidad.

Los Paradores están repartidos por toda la geografía española. Es posible encontrar un Parador en ciudades Patrimonio de la Humanidad, bellos pueblos, Parques Nacionales y enclaves naturales únicos.

Los Paradores, además de asegurar el mantenimiento de edificios emblemáticos, acogen alrededor de 9000 de obras de arte cedidas en muchos casos por Patrimonio Nacional. Es realmente impresionante alojarse en un Parador y poder disfrutar de estas obras de arte tan de cerca, fuera de la rigidez de los museos.

Tipos de Parador

Desde hace unos años los Paradores se dividen en 3 categorías, dependiendo de su localización o sus especiales características.

  • Civia: Hoteles ubicados en ciudades, principalmente en el centro.
  • Esentia: Edificios históricos, castillos, palacios y monasterios.
  • Naturia: Alojamientos en plena naturaleza o situados en la costa.

Desde 2009 han sido declarados Paradores-Museo 8 hoteles de la red, por su gran riqueza patrimonial. El primero de ellos fue el Parador de Santo Estevo de Ribas de Sil, en la Ribeira Sacra gallega. Estos paradores pueden visitarse aunque no se esté alojado en ellos.

En algunos Paradores de la red existe la posibilidad de reservar las denominadas “habitaciones únicas”. Estas habitaciones son muy especiales (y también caras). Algunas están llenas de historia ya que en ellas se alojaron reyes o personajes ilustres. Otras tienen características que las hacen únicas por su decoración o las vistas desde sus balcones.

Los mejores paradores de España… en los que nos hemos alojado

Es difícil elegir cuál es el mejor entre casi un centenar de Paradores. Pero vamos a contaros cuales son algunos de nuestros favoritos después de haber tenido la suerte de dormir en ellos.

1. Parador de Santo Estevo de Ribas de Sil, Ourense

El primer parador-museo de la red. Este monasterio benedictino de Santo Estevo estaba en ruinas pero afortunadamente fue rehabilitado e inaugurado como parador en 2004. Sus habitaciones son modernas y se asoman muchas de ellas al cañón del río Sil. Los tres bellos claustros y la iglesia románica del Parador pueden visitarse aunque no seas cliente alojado. Y te recomendamos que además de alojarte en el Parador de Santo Estevo, cenes en el restaurante ubicado en las antiguas caballerizas, bajo una espectacular bóveda.

monasterio santo estevo ribas de sil parador

Claustro principal

2. Parador Hostal dos Reis Católicos en Santiago de Compostela, A Coruña

Alojarse en el Parador Hostal dos reis católicos, junto a la Catedral de Santiago de Compostela es una experiencia única. El antiguo hotel de peregrinos tiene 500 años de historia a sus espaldas, y eso se nota nada más traspasar las puertas del hotel. Aunque se inauguró como Parador en los años 80, se considera el alojamiento turístico más antiguo de Europa. Forma parte de los llamados Parador-Museo, y dentro de él hay rincones cargados de historia. Este Parador cuenta con una de las llamadas habitaciones únicas, la «suite Cardenal» una gran habitación con antigüedades.

Parador Nacional de Santiago de Compostela

Parador Nacional de Santiago de Compostela

3. Parador de Cangas de Onis, Asturias

Otro de los Pardores-Museo con los que cuenta la red hotelera. Este alojamiento está situado a las afueras de Cangas de Onís, en un enclave natural magnífico. El antiguo Monasterio de San Pedro de Villanueva cuenta entre sus tesoros con una iglesia prerrománica con una rica y curiosa decoración. El Parador organiza visitas guiadas por los lugares más interesantes del monasterio, una experiencia que tuvimos la suerte de disfrutar y que os recomendamos si os alojais en el Parador de Cangas de Onís.

parador nacional cangas de onis

Parador Nacional de
Cangas de Onis

4. Parador Hostal de San Marcos, León

Solo por ver la fachada del Hostal de San Marcos merece la pena acercarse a este Parador. Si además, te alojas en el Parador de León descubrirás que su interior es un museo vivo en el que podrás caminar por su claustro, su sala capitular y sus salones cargados de historia. Este monumental edificio fue financiado por el rey Fernando el católico y data del siglo XVI. El Parador de León ocupa uno de los edificios destinados a alojamiento más espectaculares de España.

Parador Nacional de Leon

Parador Nacional de León

5. Parador de Sigüenza, Guadalaja

Si quieres dormir en un castillo medieval del siglo XII solo tienes que reservar en el espectacular Parador de Siguienza. No todos los días puede uno pasear por salones con tapices, pasillos con armaduras y habitaciones con muebles antiguos, en definitiva por un lugar con nueve siglos de historia a sus espaldas.

6. Parador de Oropesa, Toledo

Si nunca has dormido en un castillo, te recomendamos que reserves en el Parador de Oropesa, ubicado en un castillo-palacio del siglo XII. El interior del Parador está repleto de tapices, cuadros e impresionantes salones con chimenea. Aquí os podéis alojar en una de las habitaciones singulares de Paradores, la llamada “Peinador de la reina” donde se han alojado personajes ilustres y que cuenta con magníficas vistas.

Parador Nacional de Oropesa

Parador Nacional de Oropesa

7. Parador de Cruz de Tejeda, Gran Canaria

Pocos paradores pueden presumir de tener unas vistas como este parador canario. El impresionante paisaje circundante se disfruta desde cada una de las habitaciones, los salones, la terraza o el SPA. El  Parador de Cruz de Tejeda es un lugar magnífico para alojarse si quieres visitar el poco conocido y bellísimo interior de la isla de Gran Canaria.

parador nacional gran canaria

Parador Nacional de Gran Canaria

8. Parador de Lerma

Después de haber dormido en un castillo, en un hostal de peregrinos o en un antiguo monasterio, le llega el turno al Parador de Lerma, ubicado en un palacio de la nobleza. El antiguo palacio del Duque de Lerma, uno de los hombres más poderosos de su tiempo, empezó a construirse en el año 1600. Nada más entrar nos encontramos con un gran patio central y las escalinatas que dan paso a las habitaciones. Además, en este Parador también hay una habitación singular («Infanta Margarita») en honor a la infanta que fue bautizada en la villa de Lerma.

Parador Nacional de Lerma

Parador Nacional de Lerma

9. Parador Nacional de Zafra

Si te alojas en el Parador Nacional de Zafra, estarás durmiento en un antiguo alcázar del siglo XV. Un lugar repleto de historia y que conserva en muchos de sus rincones mobiliario y obras de arte antiguas. Uno de los lugares emblemáticos del Parador es el espectaular patio interior de marmol, que ahora alberga la cafetería y el restaurante del Parador. Y no olvides antes de marcharte pedir en recepción las llaves que abren las puertas a las almenas y a los muros del antiguo castillo. Además de unas vistas magníficas del pueblo de Zafra, verás antiguas pinturas que decoraban las paredes del torreón principal.

Parador Nacional de Zafra

Parador Nacional de Zafra

10. Parador de Hondarribia

El Parador de Hondarribia ocupa un antiguo castillo del siglo X. Su ubicación, junto al esturario del río Bidasoa, ofrece unas vistas impresionantes desde alguna de las terrazas. Vistas que podrás disfrutar desde tu habitación si te alojas en la suite junior del Parador. Recorre con calma el interior del castillo para descubrir arcos originales, salones, armaduras y mobiliario antiguo.

Parador Nacional de Hondarribia

Parador Nacional de Hondarribia