Salzburgo es una de las ciudades con más encanto de Austria, tanto es así que ha sido declarada Patrimonio mundial de la Unesco por su bien conservado casco medieval. El centro histórico es relativamente pequeño y es fácil ver Salzburgo a pie en un día. Tanto si estás viajando por Austria como si solo has ido a visitar Viena y tienes un día libre, te recomendamos que vayas a Salzburgo y conozcas esta hermosa ciudad.

Recorrido a pie para ver Salzburgo en 1 día

Llegamos a Salzburgo en tren desde Viena, por lo que nuestra ruta comienza en la estación central de la ciudad.

Salzburgo que ver en un dia recorrido

Salzburgo que ver en un dia, recorrido (aquí en GoogleMaps)

1. Estación Salzburg Hbf

Desde aquí al centro de la ciudad hay unos 15 minutos andando, aunque por el camino vamos a encontrar el primer lugar que queremos ver en Salzburgo.

2. Palacio y jardines de Mirabell

Los más cinéfilos reconocerán Mirabell por la película «Sonrisas y lágrimas» que fue rodada aquí en 1965. Pero este palacio tiene una historia mucho más larga, ya que fue construido a principios del siglo XVII. Los hermosos jardines de estilo barroco fueron añadidos un poco más tarde, en 1690.

A los jardines se puede acceder de forma gratuita y está abierto todos los días de 8 a 18h. Además, dentro del palacio se puede visitar la sala de mármol donde se hacen conciertos y eventos. La entrada (gratuita) está en un lateral del palacio y solo hay que seguir las indicaciones.

Si te gusta mucho el cine, puedes hacer algo muy original, un tour por los escenarios de la película sonrisas y lágrimas.

Palacio y jardines de Mirabell Salzburgo

Palacio y jardines de Mirabell, primera parada del recorrido para ver Salzburgo

Palacio y jardines de Mirabell Salzburgo

Palacio de Mirabell

3. Puentes sobre el río Salzach

Abandonamos los agradables jardines de Mirabell hasta llegar al río Salzach. Cruzamos uno de los puentes que une las dos orillas de Salzburgo, el puente para peatones y ciclistas Marko Feingold. Al lado del puente se alza el imponente hotel Sacher, donde también sirven la famosa tarta de chocolate de Viena.

Algo más allá del puente peatonal, hay otro puente llamado Staatsbrucke que conduce a un magnífico mirador. Pero, no nos adelantemos, de eso ya hablaremos al final del artículo.

puente Marko Feingold Salzburgo

Puente Marko Feingold

4. Getreidegasse (Calle del grano)

Getreidegasse es el corazón del centro histórico y la calle más popular de Salzburgo, siempre animada y repleta de gente. Esta calle conserva un aire medieval, con bonitas tiendas a ambos lados. Una característica curiosa de estas tiendas es que hay colgados en la fachada enormes y coloridos letreros de hierro con el nombre del establecimiento.

Date tu tiempo para caminar con calma por Getreidegasse y párate en el número 9, frente a una fachada amarilla.

Getreidegasse

Getreidegasse la calle más comercial que puedes ver en Salzburgo

5. Mozart en Salzburgo

En la ciudad austriaca de Salzburgo nació el genio musical Mozart, justo en la casa en la que estamos ahora. Este edificio fue el escenario del nacimiento de Mozart el 27 de enero de 1756 y fue su residencia durante 17 años. La casa se ha convertido en un museo dedicado al compositor y está abierta todos los días de 9 a 17:30h. La entrada está incluida en la Salzburgo card.

Seguimos caminando por Getreidegasse. Cerca de la casa natal de Mozart hay un estrecho pasaje (Schatz-Haus) que nos conduce a la Plaza de la Universidad. En ella nos esperan dos sorpresas,  una el mercadillo de pretzel que han instalado en la plaza y otra la resplandeciente Kollegienkirche.

casa mozart Salzburgo

Casa natal de Mozart

6. Kollegienkirche o Colegiata de Salzburgo

La fachada de esta iglesia, conocida también como iglesia de la Universidad,  es impresionante. Fue construida a finales del siglo XVII en estilo barroco y su tamaño sorprende nada más entrar en la plaza. No te vayas de la colegiata sin entrar en su interior porque sorprende por su color blanco, la altura de sus columnas y la amplitud del espacio.

Dejamos la entrada a la colegiata a nuestra espalda y giramos a la derecha por un pasaje que nos conduce a otra plaza, Alter Markt.

Mirador Kapuzinerberg

mirador Kapuzinerberg (última parada del recorrido por Salzburgo)

Kollegienkirche o Colegiata de Salzburgo

Kollegienkirche o Colegiata de Salzburgo

plaza de la univerdidad Salzburgo

Mercado de pretzel en la plaza de la univerdidad

7. Plaza Alter Markt

Esta pintoresca plaza está rodeada de algunos edificios de estilo barroco entre los que destaca el famoso café Tomaselli. Este local fue fundado nada más y nada menos que en 1705, siendo el café más antiguo de Salzburgo. El local ha sido regentado por la misma familia estos 300 años. Cuentan las crónicas que este café era uno de los favoritos de Mozart.

En medio de la plaza algo nos llama mucho la atención, y es la pirámide de cristal que cubre una estatua monumental. A lo largo de nuestro recorrido por Salzburgo, veremos más fuentes y estatuas así tapadas. Lo hacen para protegerlas de las gélidas temperaturas del invierno y aunque tiene una función práctica, la verdad es que resta algo de  belleza a la plaza.

Unos metros más allá se abre ante nosotros una plaza grande llamada Residenzplatz. Pero antes de detenernos aquí, vamos a caminar unos metros más para llegar a la plaza Mozart.

Plaza Alter Markt Salzburgo

Plaza Alter Markt y una estatua tapada,  de las muchas que puedes ver en Salzburgo en invierno

8. Plaza Mozart

En medio de esta amplia y animada plaza hay una estatua dedicada al gran genio de la música que nació en Salzburgo. Fue esculpida en 1841 en el 50 aniversario de la muerte del compositor, aunque no se pudo inaugurar hasta un año después porque en la zona se encontraron restos de un mosaico romano. Si eres un aficionado a la música de Mozart, este es uno de los muchos lugares que vas ver en Salzburgo relacionados con el músico austriaco.

Volvemos unos metros sobre nuestros pasos para llegar a uno de los lugares más visitados de Salzburgo, Domquartier.

plaza mozart

Plaza Mozart

9. Residenzplatz y Domquartier

Nos encontramos en otra de las bonitas plazas de Salzburgo. En el centro hay una gran fuente, llamada Residenzbrunnen, que por desgracia también está tapada. Decimos que por desgracia porque esta fuente de estilo barroco es una de las más grandes y bellas de la ciudad. Residenzplatz está rodeada por edificios notables de Salzburgo, entre los que se encuentran las residencias de los obispos y la catedral.

Domquartier significa barrio de la catedral y es una zona que abarca los palacios de los arzobispos, la catedral y las calles del casco histórico. El centro de este barrio es la Residenzplatz en la que nos encontramos ahora.

Es posible visitar los palacios de los obispos (la entrada está incluida en la Salzburgo card) para recorrer sus suntuosas estancias, las colecciones de arte, el museo de Salzburgo y el museo de la catedral. Y precisamente la catedral es nuestro siguiente punto en este recorrido para ver Salzburgo.

Residenzbrunnen Residenzplatz Salzburgo que ver

Residenzbrunnen en el centro de Residenzplatz

10. Catedral de Salzburgo

La imponente fachada de mármol de la catedral de Salzburgo se alza en un extremo de la Domplatz o plaza de la catedral.

En el centro de esta plaza también encontramos otra escultura del siglo XVIII, temporalmente cubierta por una pirámide de cristal.

La catedral que tenemos frente a nosotros fue construida en el siglo XVII en estilo barroco. Si solo quieres ver una iglesia en Salzburgo, de la veintena que hay, tienes que ser la catedral. No solo para ver la magnifica pila baustimal del siglo XIV que fue utilizada para bautizar a Mozart, sino para admirar los cinco órganos con los que cuenta la catedral, los frescos del techo y el majestuoso interior blanco y luminoso.

Salimos de la catedral y antes de dirigirnos a la Kapitelplatz, abandonamos la plaza Domplatz por un arco que hay frente a la catedral, para ver la iglesia franciscana o Franziskanerkirche.

Catedral de Salzburgo

Catedral de Salzburgo

Catedral de Salzburgo

Interior de la catedral de Salzburgo

Catedral de Salzburgo

Organo que puedes ver en la catedral de Salzburgo

11.-Franziskanerkirche

Franziskanerkirche o iglesia Franciscana es una de las iglesias más antiguas que podemos ver hoy en Salzburgo. Basta ingresar a la iglesia para disfrutar de los diversos estilos arquitectónicos y ver que tiene varios siglos de historia. No te pierdas las columnas pintadas.

Tras ver Franziskanerkirche regresamos a la plaza de la catedral y salimos por el extremo contrario, ahora si, a Kapitelplatz.

Franziskanerkirche Salzburgo

Franziskanerkirche

12. Kapitelplatz

Kapitelplaz es una de las plazas más conocidas y fotografiadas de Salzburgo ya que desde ella se tienen unas vistas privilegiadas de la fortaleza de Hohensalzbug.

Pero lo que más llama la atención del visitante al entrar es el ajedrez pintado en el suelo con figuras enormes que no está solo de adorno, sino que es usado por los locales para jugar partidas de ajedrez.

Otra de las atracciones de esta plaza es la escultura de un hombre subido en una gran esfera dorada, una obra de arte singular.

Al fondo y a la derecha de la plaza hay una calle que nos lleva al cementerio y la iglesia de San Pedro.

Kapitelplatz de Salzburgo

Kapitelplatz de Salzburgo

13. Iglesia de San Pedro, cementerio y catacumbas

Pero antes de entrar en la iglesia, un olor a pan recién hecho nos conduce hasta una panadería. Estamos en la antigua panadería de la abadía, que sigue horneando pan en un horno de leña. Al lado se puede aún ver un antiguo molino que servía para moler el trigo. ¿qué mejor manera de seguir nuestra ruta por Salzburgo que reponiendo fuerzas con un dulce recién hecho?.

horno de pan de la abadia

Horno de pan de la abadia

Dejamos atrás la Stiftsbäckerei St Peter y seguimos caminando unos metros para entrar en el cementerio de San Pedro (Friedhof von St. Peter).  En medio del antiguo y evocador cementerio hay una pequeña capilla, Margarethenkapelle de estilo gótico.

Al fondo se encuentran las catacumbas de la abadía. Fueron excavadas en la roca y sirvieron del lugar de enterramiento para los monjes de la abadía y como ermitas. La entrada es de pago, pero puedes acercarte hasta la entrada para ver algunas viejas tumbas. La entrada está incluida en la Salzburgo card.

Salimos del cementerio por otra puerta al lado de las catacumbas, para tomar el teleférico que nos lleva hasta el lugar más famoso de salzburgo, la fortaleza Hohensalzburg.

cementerio San Pedro Friedhof von St Peter salzburgo

Cementerio San Pedro (Friedhof von St Peter)

cementerio San Pedro Friedhof von St Peter salzburgo

Cementerio San Pedro (Friedhof von St Peter)

cementerio San Pedro Friedhof von St Peter salzburgo

Cementerio San Pedro (Friedhof von St Peter)

14. Fortaleza Hohensalzburg

Esta fortaleza construida en 1077 sobre una colina es uno de los lugares más visitados de Salzburgo. Aunque ha sufrido muchos cambios a lo largo de la historia, Hohensalzburg es una de las fortalezas más antiguas de Europa. Su imagen es visible desde casi cualquier punto de la ciudad.

Para subir hasta lo alto de la fortaleza hay dos opciones. Subir andando por  unas empinadas cuestas o tomar el funicular que lleva hasta la puerta en pocos minutos. La entrada a la fortaleza incluye varios puntos de interés y la subida y bajada en funicular. Hay dos tipos de entrada, una completa en la que se visitan los apartamentos principescos que han sido renovados y otra que no incluye esta última atracción. Con ambas entradas se puede acceder al antiguo arsenal, almacenes, varios museos y miradores. La entrada está incluida en la Salzburgo card o la puedes comprar en la taquilla del funicular.

Una vez en la fortaleza recorremos cada recoveco, por lo que estamos un buen rato.

Fortaleza Hohensalzburg que ver en salzburgo

Vistas de Salzburgo desde la fortaleza Hohensalzburg

Fortaleza Hohensalzburg que ver en salzburgo

Calles dentro de la fortaleza Hohensalzburg

Fortaleza Hohensalzburg que ver en salzburgo

Plaza de la fortaleza

Fortaleza Hohensalzburg que ver en salzburgo

Fortaleza Hohensalzburg, un imprescindible que ver en Salzburgo

Fortaleza Hohensalzburg que ver en salzburgo

Si quieres hacer algo completamente diferente, puedes reservar una experiencia en la fortaleza que incluye cena con vistas sobre la ciudad y un concierto de Mozart en la sala dorada de la fortaleza. No es una actividad barata pero es algo diferente que puedes hacer en Salzburgo.

Bajamos de la fortaleza en el funicular y pasamos el resto de la tarde paseando entre las callejuelas del casco histórico. En este punto te recomendamos que te pierdas por ellas y descubras por tí mismo los pasajes, calles y plazas que han hecho que Salzburgo sea declarada patrimonio de la humanidad.

Pero antes de dirigirnos hacia el tren para volver a Viena, Salzburgo nos depara otra sorpresa.

15. Mirador Kapuzinerberg

Para llegar hasta este mirador hay que cruzar el río por el puente Staatsbrucke. Estamos al otro lado de la ciudad. Nos dirigimos hacia la derecha por una callejuela paralela al río hasta encontrar unas escaleras que ascienden hasta la iglesia de los capuchinos o Kapuzinerkirche. Unos metros antes de llegar a la iglesia, hay un mirador con las mejores vistas sobre Salzburgo.

Sin duda, el mirador Kapuzinerberg es un broche final magnífico para nuestro recorrido a pie por Salzburgo.

Salzburgo Mirador Kapuzinerberg

Salzburgo desde el mirador Kapuzinerberg

¿Qué es la Salzburgo Card? ¿Merece la pena comprarla?

La Salzburgo card es una tarjeta que te permite entrar en más de 30 de atracciones turísticas de Salzburgo. Además, está incluido el uso de todo el transporte público de Salzburgo.

Hay dos tarjetas diferentes, una para usar en un solo día y otra que dura dos días y es algo más cara. Puedes comprar ambas Salzburgo card con antelación. Otra de las ventajas es que podrás saltarte las colas porque no es necesario que pases por taquilla.

Dependiendo de los lugares que quieras visitar y del tiempo de que dispongas para ver Salzburgo puede merecer la pena. Para que ahorres dinero tienes que visitar varias atracciones de pago. Algunas entradas son caras, como la fortaleza y el funicular que cuestan casi la mitad de lo que vale la Salzburgo card.

Además, una vez que la hayas comprado, podrás visitar lugares que a lo mejor no habías incluido en tu recorrido por Salzburgo.