Muchas de las poblaciones costeras de Asturias aún conservan intacta la belleza de los antiguos pueblos de pescadores. Como es imposible recorrer todos y cada uno de estos bellos enclaves costeros, vamos a hablarte en este artículo de Luarca, uno de los lugares imprescindibles que tienes que ver en un viaje por el norte de España. Acompáñanos en este recorrido a pie por lo mejor que ver en Luarca. 

Más recorridos para viajar por España

Recorrido a pie para ver Luarca en un día

Lo mejor para hacer este recorrido es dejar tu coche a las afueras del casco histórico. Todo el centro del pueblo se puede recorrer cómodamente a pie y es la mejor forma de ver todo lo que esconde este bonito pueblo asturiano. Nosotros dejamos el coche en un aparcamiento gratuito en la Plaza de la Feria, próximo al río Negro y muy cerca del inicio de esta ruta. 

Nos dirigimos al centro histórico de Luarca subiendo unas escaleras y cruzando el puente sobre el río Negro que nos lleva a la calle Alvaro Albornoz. Giramos a la izquierda y encontramos un edificio que nos llama la atención, el casino o antiguo Círculo Liceo, un edificio construido en el año 1912. 

Plaza de los Pachorros y calle Uría 

Seguimos nuestro camino todo recto hasta la Plaza de los Pachorros. Curioso nombre para esta plaza, también conocida como “La farola”. No os vayáis de la plaza sin antes alzar la vista para ver un bonito y singular edificio de principios del siglo XX y que hoy en día alberga el café La luz.

Seguimos andando por la calle Uría hasta desembocar en una plaza peatonal al lado del río Negro. 

Plaza Alfonso X el Sabio 

Nada más entrar en la Plaza, a nuestra izquierda vemos el Palacio de los Marqueses de Gamoneda. Dentro del palacio hay un museo dedicado al Premio Nobel Severo Ochoa, que nació en esta localidad de Asturias. Pero seguro que lo que te llama más la atención es el ostentoso blasón barroco que está situado en la fachada principal. Este edificio construido en el siglo XVIII fue restaurado y solo se conservan algunas partes originales. 

Antes de abandonar la plaza nos dirigimos hacia el Ayuntamiento de Luarca, ubicado en un edificio de principios del siglo XX, de estilo ecléctico y realizado por el mismo arquitecto que diseñó el Circulo Liceo.

Vamos a cruzar el río Negro por el puente que sale frente a la plaza. Este puente es uno de los muchos que cruzan el río para unir las dos partes de Luarca. 

calles de Asturias

Calles de Luarca

Plaza de la Constitución y escalerones de la calle Olavarrieta

La Plaza de la Constitución no tiene ningún edificio reseñable, pero nos sirve de punto de partida para tomar la calle Olavarrieta y subir por unas empinadas escaleras, llamados “escalerones”. Por aquí transcurría el Camino de Santiago y hoy en día nos conducen hacia el Palacio del Marqués de Ferrera, otro de los edificios singulares que ver en Luarca. Este conjunto de edificios están unidos por un arco que cruza sobre la calle (Arco Bayón). La torre es la parte más antigua y data del siglo XIII. Otras construcciones son del siglo XVI y XVIII y en la actualidad son la sede de la Policía Nacional. 

Descendemos unos escalones por la calle Olavarrieta y encontramos una estrecha calle a nuestra derecha, la calle del Lobo. En la bifurcación, giramos hacia nuestra izquierda hasta la Plaza Carmen y Severo Ochoa. Esta pequeña plaza está rodeada de caloridos edificios.

escalerones luarca

Escalerones calle Olavarrieta

Puente del Beso, barrio de los pescadores y mirador del Chano

Salimos de la plaza por un estrechísimo callejón y llegamos de nuevo al río. Aquí nos topamos con uno de los siete puentes que cruza el río Negro. Este puente quizás no tendría nada de particular si no fuera por la leyenda que le acompaña. Cuenta la leyenda que un pirata llamado Cambaral fue apresado en las mazmorras de la villa de Luarca. Allí conoció y se enamoró de la hija del señor de Luarca. Los amantes intentaron huir y al creerse  a salvo se besaron en la orilla del río. Pero el padre de la joven les alcanzó y les cortó a ambos la cabeza. 

Triste historia para un bonito puente que conduce hacia el barrio de los pescadores. Lo mejor en este barrio es perderse por sus empinadas callejuelas hasta la parte alta de Luarca. Allí os espera una vista impresionante de la villa y del puerto. 

Puente del beso ver luarca

Puente del beso

Vistas panoramicas de Luarca

Vistas panorámicas de Luarca

Mirador para ver Luarca

Vamos a descender hacia el puerto de Luarca, recorriendo las calles del barrio Pescadería. 

Puerto de Luarca

Para recorrer el puerto nos dirigimos a un pequeño puente que conduce hasta el club Náutico, un pintoresco edificio blanco y azul construido sobre un promontorio rocoso.

Seguimos caminando hasta la Cofradía de pescadores (conocida como la Rula, ya que aquí se subasta el pescado). Frente a ella se alza la Iglesia de Santa Eulalia de Luarca, construida en el siglo XIX.

club náutico

Club Náutico

Puerto de Luarca

Puerto de Luarca

Antes de recorrer el paseo del muelle, vamos a hacer una parada para comer en uno de los restaurantes en los que sirven especialidades asturianas. 

Barrio del Cambaral 

Para bajar la deliciosa comida, nada mejor que dirigirnos hacia el final del muelle y volver a subir empinadas escaleras hasta el barrio de pescadores de Cambaral. Este nombre os sonará por la leyenda del pirata y su amada que ya os hemos contado. 

Cambaral es otro barrio de pescadores y allí se encuentra la Mesa de Mareantes. En este lugar se reunían los marineros para decidir si salían a pescar dependiendo del tiempo y el estado del mar. Lo que vemos hoy en día no es la mesa original, sino un monumento conmemorativo. Al lado hay 14 paneles de cerámica que representan acontecimientos en la historia de la villa. Pero, vamos a seguir subiendo, porque nos espera uno de los lugares más emblemáticos que podemos ver en Luarca. 

Ermita de la Virgen de la blanca y Faro de Luarca

Seguimos caminando hacia la ermita de la Virgen de la Blanca, enclavada en un lugar impresionante. Esta pequeña ermita también llamada “La Atalaya” fue construida en el siglo XVII y se alza al borde del acantilado. Las vistas desde aquí son fantásticas. Al lado de la ermita podemos ver el faro de Luarca. 

ermita de la virgen blanca Luarca

Ermita de la Virgen Blanca

faro de Luarca

Faro de Luarca

Cementerio de Luarca

Nos dirigimos ahora hacia el emblemático cementerio de Luarca. A esta hora encontramos las puertas abiertas, pero tened en cuenta que el horario de apertura es de 9 a 18h.

La belleza de este cementerio, uno de los más antiguos de Asturias, no radica solo en su espectacular emplazamiento. El blanco de las tumbas y esculturas, así como los panteones modernistas repartidos por el camposanto contrastan con el intenso azul del mar Cantábrico creando una estampa impresionante, a pesar de tratarse de un cementerio. Si paseais por el cementerio, es posible que encontreis las tumbas de dos personajes ilustres que nacieron en Luarca: Carmen y Severo Ochoa. 

Cementerio de Luarca

Cementerio de Luarca

Cementerio de Luarca

Cementerio de Luarca

Salimos del cementerio y bajamos hacia el muelle de Luarca siguiendo una senda peatonal que hay en la carretera del faro. En el puerto de Luarca finaliza nuestro recorrido a pie por esta hermosa villa asturiana.

Te recomendamos este hotel cerca de Luarca