El Monasterio de Batalha es uno de los tres complejos religiosos del centro de Portugal que fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Cada uno de ellos tiene una belleza indiscutible y son imprescindibles si viajas por Portugal. Ya te hablamos en otras entradas del Monasterio de Alcobaça y del Convento de Cristo en Tomar. En esta ocasión vamos a hablarte del Monasterio de Batalha, una joya del gótico portugués que no te puedes perder.

Monasterio de Batalha, un poco de historia

Este impresionante monasterio de estilo gótico flamígero fue fundado en 1386 por el rey Joao I. Las obras duraron cerca de dos siglos, aunque en realidad no acabaron nunca. Parte de las capillas del monasterio quedaron a medias, de ahí que hayan recibido el nombre de “capillas imperfectas”.

El nombre del monasterio y su ubicación se deben a un hecho histórico. En las cercanías del monasterio tuvo lugar la batalla de Aljubarrota entre las tropas portuguesas y las castellanas en agosto de 1385. Los portugueses salieron vencedores, legitimando de esta manera su independencia de la corona de Castilla. El rey Joao I que había prometido a la Virgen María que le dedicaría un monasterio si le ayudaba en la batalla, cumplió su promesa.

El monasterio de Batalha es uno de los edificios góticos más fascinantes de Europa. Por ello fue declarado Patrimonio de la humanidad por la Unesco en 1983.

Visita al Monasterio de Batalha

El impresionante edificio religioso se encuentra situado en medio de la ciudad de Batalha. Para aparcar en zona gratuita hay que alejarse un poco del centro, aunque puedes hacer uso de los parquímetros de pago.

Según nos acercamos al monasterio admiramos la sorprendente decoración gótica. Todo el exterior está plagado de pináculos y arbotantes que dan al conjunto una mayor sensación de altura.

Monasterio de Batalha patrimonio mundial

Monasterio de Batalha

Puerta monasterio Batalha portugal

Puerta monasterio Batalha portugal

Puerta monasterio Batalha portugal

Nos dirigimos hacia la entrada principal. En el Monasterio de Batalha se pueden visitar la iglesia, la capilla del fundador, los dos claustros, los panteones reales, algunas dependencias monacales y las capillas imperfectas. Pero vamos por partes.

1. Iglesia

Si solo quieres visitar la iglesia, no es necesario pagar el ticket, pero sería una pena porque lo más bonito de Batalha son sus claustros, dependencias y sobre todo las capillas inacabadas de las que hablaremos más tarde. Nosotros hemos comprado una entrada combinada que incluye el Monasterio de Alcobaca y el fascinante Convento de Cristo en Tomar.

Nada más entrar nos sorprende el tamaño de la nave central con sus enormes columnas. Aunque carece de adornos, su sencillez y sus dimensiones hacen que la iglesia sea impresionante. Además, Batalha posee una colección de vidrieras portuguesas muy importante que aporta luminosidad y belleza al conjunto.

Hacemos un lento recorrido por la nave central antes de dirigirnos a la capilla del fundador, que se encuentra nada más entrar a la derecha.

iglesia del Monasterio de Batalha

Iglesia del Monasterio de Batalha

Monasterio de Batalha

Nave central de la iglesia

2. Capilla del fundador

Esta capilla fue proyectada como panteón real en 1835. La idea inicial era que acogiera las tumbas de todos los reyes de Portugal, pero finalmente solo están enterrados aquí el rey Joao I y su esposa Doña Filipa de Lancaster.

Bajo la cúpula de esta hermosa capilla vemos el sepulcro de los reyes, ricamente tallado. Las esculturas están sostenidas por 8 leones. Es un poco dificil ver los detalles de ambas esculturas porque están muy altas, pero si te fijas bien verás que el rey está vestido con armadura y da la mano a su esposa. Alrededor de la capilla hay otras tumbas donde están enterrados 4 de los hijos de los reyes.

Salimos de la capilla para dirigirnos al claustro real, que queda justo frente a nosotros.

capilla del fundador monasterio Batalha

Capilla del fundador

capilla fundador batalha

Panteón rey Joao I y Doña Filipa de Lancaster

tumba real

Detalle de los reyes

3. Claustro real

Este espectacular claustro está construido en estilo gótico pero con añadidos de estilo manuelino. La parte superior de los arcos están ricamente ornamentados con motivos manuelinos, que incluyen cruces templarias.

En una esquina del claustro hay una bonita fuente, también de estilo manuelino cubierta por un templete.

monasterio Batalha

Monasterio de Batalha desde el claustro real

claustro real monasterio Batalha

Claustro real del Monasterio de Batalha

claustro real monasterio Batalha

Claustro real

claustro real monasterio Batalha

Detalles de los arcos del claustro

fuente

Fuente del claustro

4. La sala del capítulo

La siguiente sala que visitamos tiene una curiosa historia detrás. Este espacio, que data del siglo XV, tiene una enorme bóveda suspendida y cuentan las crónicas que fue construida por condenados a muerte, porque ni los arquitectos se fiaban de que fuera a aguantar. La bóveda es un cuadrado de 19 metros de lado y no está soportada por ninguna columna central. Salimos de la sala, no vaya a ser que después de tantos siglos haya algo de verdad en el temor al derrumbe. Y nos dirigimos hacia el segundo de los claustros de Batalha.

5. Claustro de D. Alfonso V

Mucho más sobrio que el claustro real, pero también de una belleza indiscutible. Adosado a éste, había otro claustro que fue destruido por un incendio en 1810, provocado por las tropas francesas.

6. Capillas inacabadas o Capelas imperfectas

Las flechas que indican el sentido de la visita nos conducen al exterior del monasterio, al acceso a las «capillas imperfectas». Nada más traspasar la entrada nos asombra la belleza y la espectacularidad de estas capillas que quedaron a medias de construir. Quizás este detalle sea lo que las haga únicas e impresionantes.

El conjunto de capillas inacabadas está formado por 7 capillas funerarias encargadas por el hijo del rey Joao I, Don Duarte, en 1434. De estilo claramente gótico, sorprende ver una balaustra que desentona, y que fue construida en 1533 en estilo renacentista. Este fue uno de los intentos de finalizar las capillas que se produjeron a lo largo de su historia.

Pero la parte más espectacular de estas capillas es el pórtico de acceso con unas columnas ricamente talladas con nudos, motivos vegetales y flores.

Las tumbas de Don Duarte y de su esposa están ubicada en una de las capillas, aunque no siempre han estado aquí. Sus cuerpos reposan en Batalha desde mediados del siglo XX.

capillas inacabadas monasterio Batalha

capillas inacabadas monasterio Batalha

Detalle de las columnas de las capillas

detalle columnas góticas

Detalle de las capillas inacabadas

capillas inacabadas monasterio Batalha

Puerta de entrada a las capillas inacabadas

capillas inacabadas monasterio Batalha

Capillas inacabadas

capillas inacabadas monasterio Batalha

capillas inacabadas monasterio Batalha

Tumba de Don Duarte y su esposa

Tras más de 2 horas de recorrido hemos podido ver el Monasterio de Batalha con detalle. Toca despedirse de este impresionante monumento gótico para dirigirnos hacia el Monasterio de Alcobaça, otro lugar imprescindible que ver en un viaje a Portugal.

Datos prácticos: horarios y precios

  • La visita es de pago. Aquí os dejamos los precios actualizados
  • Hay una entrada combinada Ruta del Patrimonio que permite visitar: Alcobaça, Batalha y Convento de Cristo en Tomar
  • La entrada es gratuita todos los domingos hasta las 14h para los que viven en Portugal.
  • Horario: de octubre a marzo de 9h a 18h. De abril a septiembre de 9h a 18:30h

Si prefiere ir con guía, reserva un tour por Batalha, Alcobaça y Nazaré

Lugares cercanos que puedes visitar

Universidad de Coimbra patio escuelas

Coimbra

claustro silencio monasterio Alcobaça portugal

Monasterio de Alcobaça

Santurario Bom Jesus Braga

Braga