Solo por ver el salar de Uyuni merece la pena viajar a Bolivia. Pocos lugares en el mundo sorprenden tanto como este inmenso salar blanco que parece no tener fin y de una belleza que deja sin palabras. Pero además de Uyuni, hay muchos otros lugares interesantes que ver en Bolivia.

La belleza natural de la reserva Eduardo Avaroa. El blanco deslumbrante de su capital, Sucre. El centro histórico de Potosí y sus sorprendentes minas. La enorme ciudad de la Paz encaramada a miles de metros de altitud. La impresionante carretera de la muerte que puede recorrerse en bicicleta. Y la isla del sol en el inmenso lago Titicaca son algunos de los lugares que no te puedes perder si viajas a Bolivia.

Lugares imprescindibles que ver en Bolivia

Salar de Uyuni

Da igual que veas cientos de fotografías. Da igual que leas decenas de blogs hablando de la belleza del salar de Uyuni. Una vez que llegues allí vas a quedarte sin palabras, te lo aseguro.

La enorme planicie blanca que se extiende sin fin en el horizonte es uno de los paisajes más sorprendentes que hemos podido ver en todos nuestros viajes a lo largo y ancho del mundo. Si tienes la suerte de estar allí al amanecer, sin ver  a nadie alrededor no lo olvidarás nunca.

Salar de Uyuni

Salar de Uyuni

Salar de Uyuni

Salar de Uyuni

Reserva nacional Eduardo Avaroa

Una de las mejores experiencias de nuestro viaje por Bolivia fue el recorrido en 4×4 por la reserva Eduardo Avaroa. Este espacio natural tiene una variedad de paisajes que nos sorprendieron nada más traspasar la frontera con Chile. Bellas lagunas de colores, desiertos con extrañas formaciones y aguas termales son algunos de los paisajes que puedes encontrar en esta reserva nacional de Bolivia.

Viaje Salar de Uyuni Bolivia

Laguna Colorada (Reserva Eduardo Avaroa)

Viaje Salar de Uyuni Bolivia

Geisers Sol de Mañana (Reserva Eduardo Avaroa)

Potosí

Aunque hoy en día las calles de Potosí tienen un aspecto abandonado y decadente, su centro histórico aún nos recuerda su pasado colonial.  El interesante recorrido guiado por la fábrica de la moneda de Potosí justifica por sí sola la visita a esta pequeña ciudad de calles empedradas.

Pero, además, en Potosí puedes vivir una experiencia dura pero impactante. Visitar el interior de las minas de Cerro Rico, que llevan funcionando varios siglos. Recorrer las entrañas de esta montaña y ver de cerca cómo viven los mineros no es algo fácil de olvidar.

Potosi Bolivia

Calles de Potosí

Minas de Potosi Bolivia

Entrada a la mina

Sucre

Sucre, la capital de Bolivia, fue una gran sorpresa. Una ciudad repleta de bellos edificios de impoluto color blanco, calles empedradas y un ambiente juvenil hacen de Sucre uno de los lugares imprescindibles de un viaje por Bolivia.

Uno de las visitas más interesantes de Sucre es el recorrido guiado por la Casa de la libertad. Allí pudimos conocer con detalle toda la historia del país, desde la época precolombina hasta nuestros días.

Sucre Bolivia

Sucre

La Paz

La ciudad de la Paz, situada a más de 3.600 metros de altitud parece estar encaramada en las montañas que la rodean. Una de las cosas que más nos sorprendieron de la ciudad fue el Teleférico. Un magnífico sistema de transporte que lleva hasta las zonas más elevadas de La Paz. Cada una de las líneas de este curioso sistema público de transportes tiene unas vistas magníficas, sobre todo al atardecer.

En el centro histórico es imposible no asombrase ante la belleza de la Iglesia de San Francisco, situada en una animada plaza.

La Paz Bolivia

Teleférico de La Paz

La Paz Bolivia

Cholas de La Paz

La carretera de la muerte en bicicleta

En Bolivia puedes hacer algo completamente diferente a cualquier otra cosa que hayas hecho nunca. Bajar en bicicleta la carretera de los yungas, conocida como la carretera de la muerte.

Esta carretera que estuvo abierta a los coches hasta el 2006 era una de las más peligrosas del mundo por su estrechez y por los precipicios de cientos de metros que hay a un lado del camino. Hoy en día ya no circulan coches por ella, pero sí bicicletas para turistas ávidos de emociones fuertes. El paisaje es espectacular y aunque el recorrido de 65 kilómetros es duro, es una experiencia única que no hay que perderse.

Carretera de la muerte Bolivia

Carretera de los yungas

Carretera de la muerte Bolivia

Carretera de la muerte

La isla del sol  y el lago Titicaca

El Lago Titicaca tiene una extensión tan grande que hay momentos en los que es imposible ver sus orillas. La sensación de estar junto al mar y no a la orilla de un lago es algo que te sorprende al navegar por sus aguas en barco.

Para disfrutar de la belleza del lago Titicaca lo mejor es recorrer la isla del sol andando de una punta a otra. Un camino en el que apenas te encontrarás con gente y desde el que se disfrutan de unas vistas increíbles.

Isla del Sol Bolivia

Ruinas incas

Isla del Sol BoliviaLago Titicaca

Si prefieres no complicarte, puedes organizar tu viaje a Bolivia antes de viajar