Viajar por las carreteras de Galicia es una experiencia en sí misma. Una ruta en coche por Galicia te llevará por verdes campos, pequeños y escondidos pueblos de interior, espesos bosques de castaños, iglesias con siglos de historia y faros frente al mar. Pero además, a lo largo y ancho de Galicia verás unas curiosas construcciones de madera o piedra que se yerguen en cada pueblo y en cada esquina, son los hórreos. Si quieres ver dos ejemplos muy particulares, no te pierdas los hórreos de Carnota y Lira, en A Coruña, dos de los más largos de Galicia.

Nuestra guía de viaje a España

¿Qué es un hórreo?

Estas singulares construcciones han estado destinadas durante siglos a conservar y guardar grano y otros alimentos. Su característica forma elevada sobre pilastras tiene dos explicaciones sencillas. Por un lado se evitaba la humedad y por otro se alejaba la cosecha de los animales. Además, los hórreos tenían aberturas en las paredes, de esa forma se ventilaba el interior evitando el deterioro del grano.

Como veis estas construcciones compaginan la belleza de su diseño con su gran utilidad. No se sabe con exactitud cuántos hórreos hay en Galicia, aunque se estima que unos 30 000. Esta abrumadora cifra no os parecerá tan exagerada cuando viajéis por tierras gallegas y veáis hórreos por todos los rincones.

horreo gallego

Pequeño hórreo gallego

base de horreo

Parte baja del hórreo de Lira

Los hórreos más largos de Galicia

Tres hórreos ostentan las “medallas” a los más largos de España. La “medalla de oro” es para el hórreo de Araño con 37,05 metros de longitud. Le sigue el hórreo de Lira con 36,53 metros y por último el de Carnota con 34 metros. Estos dos últimos están muy cerca, en el Concello de Carnota (A Coruña) y son los que visitamos.

• Hórreo de Lira

El segundo hórreo más largo de Galicia se empezó a construir en el año 1779 y se terminó en 1814. Justo en esa época se había terminado el vecino hórreo de Carnota. Imaginamos que los habitantes del pueblo de Lira quisieron rivalizar en tamaño con Carnota y por ello lo hicieron apenas un metro más largo.

Lira está construida con piedra de granito y cubierto con teja. Los 36,5 metros se longitud se sustentan sobre 22 pares de pilares de piedra. Al lado hay un pequeño edificio circular de piedra, se trata de un palomar.

Muy cerca del hórreo hay una iglesia, Santa María de Lira. Esto era común en aquella época ya que la iglesia se llevaba parte del grano en calidad de impuestos, llamado diezmo. Los astutos monjes no querrían tener muy lejos la parte de cosecha que se iban a llevar.

Para visitar el hórreo tened en cuenta que no hay un parking cerca, así que tendréis que caminar un poco o tener suerte.

Aquí tienes la geolocalización

Horreo de Lira A Coruña

Horreo de Lira y palomar

Horreo de Lira A Coruña

Horreo de Lira

Iglesia Santa Maria de Lira

Iglesia Santa Maria de Lira

• Hórreo de Carnota

El tercer hórreo más largo de Galicia con 34 metros de longitud. Aunque es más pequeño que el vecino hórreo de Lira, Carnota nos parece mucho más fotogénico. De hecho, ha sido declarado Monumento nacional por su belleza y arquitectura.

Carnota fue construido entre los años 1768 y 1783. Sus 34 metros de largo y 1,90 metros de ancho descansan sobre 22 pares de pilares. Está construido, al igual que el de Lira, con piedra de granito. La cámara interior mantiene la ventilación gracias a las aperturas que hay a lo largo de las paredes, al igual que cualquier hórreo de Galicia. Junto a esta contruccion principal hay un palomar cilíndrico construido en piedra y teja.

El conjunto de Carnota lo completa la iglesia de Santa Comba de Carnota, de estilo barroco y que se comenzó a construir una década antes que el hórreo.

Las calles que conducen al conjunto de Carnota son muy estrechas y es mejor evitar el coche. Hay un parking cercano, a unos 50 metros.

Aquí tienes la geolocalización

Carnota horreos de Galicia

Horreo de Carnota

Carnota horreos de Galicia

Detalle de las paredes

Horreo de Carnota iglesia de Santa Comba Galicia

Horreo de Carnota e iglesia de Santa Comba