Nuestro viaje en coche por Estados Unidos comenzó en San Francisco (California), una ciudad que nos sorprendió y a la que volveríamos al acabar nuestro recorrido por la costa Oeste y por el Parque Nacional de Yellowstone. Dejamos San Francisco en nuestro coche de alquiler para dirigirnos al primer destino en nuestra ruta, el Parque Nacional Sequoia y Kings Canyon donde se encuentran los árboles más viejos y gigantescos del mundo.

Parque Nacional Sequoia y Kings Canyon

El parque de las sequoias, creado en 1890, es el segundo parque más antiguo del Estados Unidos. Poco después se creó otro pequeño parque contiguo para proteger uno de los árboles más grandes del mundo, el General Grant. Ya en la década de 1940 el «bosque de Grant» fue incorporado al parque Kings Canyon. Hoy en día ambos parques, Sequoia y Kings Canyon, no solo están pegados, sino que tienen una administración común.

¿Qué tiene de especial el Parque Nacional de las Sequoias?

En este parque del estado de California se pueden admirar los árboles vivientes más grandes del planeta, las secuoyas. Los números resultan abrumadores, pero es cuando se ven de cerca cuando uno se percata del inmenso tamaño de estos árboles.

Las secuoyas o secoyas, son los árboles más  longevos y grandes del mundo en términos de volumen. Es cierto que hay árboles más altos, como los que se pueden ver en Redwood National Park al norte de California. Pero hay algunas diferencias entre ambos árboles.

La secuoya gigante crece solo en las laderas de la cordillera de Sierra Nevada, a una altura entre 1.500 y 2.100 metros de altitud. Es un árbol muy resistente a las enfermedades causadas por hongos e insectos, y también a los incendios. La causa principal de su muerte se debe a que tienen raíces poco profundas en comparación con su tamaño. La humedad de la tierra unida al daño en sus raíces puede hacer que se caiga con vientos fuertes.

Por el contrario, los árboles llamados redwood son más altos (pueden alcanzar los 112 metros) pero con un tronco más estrecho, por lo que son más pequeños si comparamos su volumen. Los redwood viven cerca de la costa y son también impresionantes. Os recomendamos que visitéis el Redwood N.P si disponéis de tiempo suficiente.

Sequoia national park Estados Unidos

Sequoia national park Estados Unidos

Secouya en Sequoia National Park

Qué hacer en Sequoia y Kings Canyon National Park

El pueblo de Three Rivers es la puerta de entrada al parque de las sequoias y dispone de algunos alojamientos. Nosotros decidimos dormir la primera noche en uno de los moteles del pueblo porque era tarde para llegar a acampar en el camping del parque.

A la mañana siguiente empezamos nuestro recorrido de un día por el parque Sequoia National Park, tiempo suficiente para visitar lo más importante.

Que ver en Sequoia y kings canyon national park

Que ver en Sequoia y kings canyon

El primer lugar que nos sorprendió fue el mirador de Moro Rock al que llegamos después de recorrer una serpenteante carretera llena de pinos.

• Moro Rock

Moro rock es una mole de granito. Estas formaciones son muy comunes en Sierra Nevada y se forman al astillarse el granito y deshacerse en escamas o capas de piedra. Hay un sendero que sube esta roca hasta un mirador situado a 2.050 metros de altitud.

Dejamos el coche en el parking cercano al inicio de la caminata. Los fines de semana debe de ser complicado aparcar aquí, pero cuando nosotros llegamos a primera hora de la mañana no hay nadie.

La subida hasta el mirador nos lleva unos 15 minutos y es empinada pero no difícil. Son un total de 440 escaleras, pero las vistas de 360 grados compensan el esfuerzo. Desde lo alto se ve todo el valle y las montañas cubiertas de pinos que hemos recorrido desde la entrada del parque de las secuoyas. A nuestros pies queda la llamada “carretera de los generales” que cruza el parque. Disfrutamos de las vistas y volvemos al coche para dirigirnos al Giant Forest o Bosque Gigante.

• Giant Forest y el árbol General Sherman

No hay palabras suficientes para describir este lugar. Impresionante, espectacular, abrumador … todos los calificativos se quedan cortos. En el bosque de los gigantes hay cientos de árboles de un tamaño que nos deja sobrecogidos. Parece mentira que algunos de estos seres vivos lleven en estos bosques 2.000 años.

Hacemos varias caminatas entre los árboles y pasamos allí casi toda la mañana. No nos cansamos de mirar y admirar las increíbles secuoyas.

Pero, entre todos los árboles destaca el General Sherman, el árbol más voluminoso del mundo. Tiene 2.200 años de antigüedad y 84 metros de altura, pero lo que más sorprende es su tronco con una circunferencia es de casi 32 metros. ¿Os podéis imaginar un árbol que pesa casi 1.400 toneladas?.

General Sherman la secuoya

Secuoya General Sherman

General Sherman secoya

General Sherman

• Secuoya General Grant

Aún sorprendidos por las dimensiones del General Sherman, nos dirigimos hacia el parque Kings Canyon (están pegados). Mientras circulamos por la “Carretera de los generales” vemos un grupo de osos negros.  ¡¡Pensábamos encontrar osos en Yellowstone, pero hemos tenido la suerte de verlos mucho antes!!.

Seguimos nuestro camino, pasando por sitios tan curiosos como el “tunel log”, un árbol caído en 1937 en medio de la carretera y por el que se pasa por debajo con el coche. Llegamos a otra zona repleta de gigantescos árboles de corteza color canela. Dejamos el coche en el aparcamiento, y ahí mismo hay un grupo de grandes secoyas que hacen que nuestro coche y nosotros mismos parezcamos insignificantes.

Tras una agradable caminata por el bosque Grant llegamos al lugar donde se alza majestuoso el General Grant. Se estima que este árbol es uno de los tres más grandes del planeta y uno de los más viejos con sus 1.700 años de edad. Volvemos al coche caminando por el “Grant Tree trail”, un sendero circular rodeado de espectaculares árboles gigantes.

osos en el parque de las secuoyas de california

Osos grises en el parque nacional Secuoyas

Sequoia national park Estados Unidos

Tunnel log

Sequoia national park Estados Unidos

Secuoya caída

Sequoia national park Estados Unidos

Bosque de secoyas

El camping y las cajas «antiosos»

El día en Sequoia N.P está llegando a su fin. Hoy vamos a dormir en el parque, en un camping en medio del bosque (Azalea Campground) cerca del bosque Grant. Acampamos en una parcela a la que no le falta la caja “antiosos” que ya será una constante en casi todos los parques nacionales de la costa oeste de Estados Unidos. Esta caja sirve para meter toda la comida y cosas con olores fuertes que puedan atraer a los osos. Hay que guardarlo todo y cerrarlo con un candado. Si lo dejas dentro de la tienda o en el coche puede que tengas visitas inesperadas en medio de la noche…

Consejos para organizar tu visita a Sequoia National Park

• Dónde está el Parque Nacional Sequoia

En el estado de California, al sureste de San Francisco. Lo más habitual es entrar por la carretera 99, pasando por Fresno y Vesalia. Desde San Francisco son unos 400km y en coche calculad más de 4 horas.

• Cuánto tiempo se necesita para visitar el parque

Si no vas a hacer grandes caminatas, necesitarás un día para ver los grandes bosques de Sequoias y los miradores del parque nacional.

• Precios y horarios de acceso al parque nacional

Sequoia N.P. está abierto todo el año, las 24 horas del día. Aunque puede pagarse la entrada por separado, lo mejor es comprar la tarjeta de parques nacionales (Anual Pass) que da acceso a todos los parques del país durante un año. Sale mucho más barato si vas a visitar varios parques.

Para una información más completa de todos los detalles de acceso, lo mejor es buscar en la página web de Parques Nacionales de Estados Unidos. Tienen mucha información y mapas de Sequoia National Park.

• Dónde dormir

Lo más habitual es entrar a Sequoia N.P. por la población de Three Rivers. Este tranquilo pueblo cuenta con moteles y alojamientos para todos los bolsillos y es una buena base para recorrer el interior del parque. El Giant Forest se encuentra a 38 kilómetros de distancia.

Dentro del parque hay varios camping o zonas de acampada de pago. Suelen ser grandes parcelas donde aparcar con comodidad el coche y plantar una tienda grande. Casi todas cuentan con mesa de picnic y caja antiosos. Las zonas de acampada tienen aseos aunque muchas no cuentan con ducha de agua caliente.