La carretera que nos lleva desde el valle del Dades hasta Ait Ben Haddou pasa por Ouarzazate, por lo que no teníamos excusa para hacer una breve parada. Ya habíamos decidido no visitar ninguno de los estudios de cine, pero creíamos que había algo más interesante que ver en Ouarzazate: la kasbah Taourirt, ya que es Patrimonio de la Humanidad. Pero ¿de verdad es tan importante?

Breve historia de la kasbah Taourirt de Ouarzazate

La kasbah Taourirt original data del siglo XVIII, aunque fue renovada en el siglo XIX-XX por Thami El Glaoui, el pachá de Marrakech que dominaba toda la zona del Atlas en esos años. Tras el fin del protectorado francés y la declaración de independencia de Marruecos, la kasbah fue abandonada por haber pertenecido a Glaoui, quien estaba a favor del protectorado. Años más tarde, la industria cinematográfica usó la kasbah para rodar varias películas, por lo que el ayuntamiento de Ouarzazate la adquirió y terminó de restaurarla.

Kasbah Taourirt en Ouarzazate

Kasbah Taourirt

Visita a la kasbah Taourirt

La kasbah (o castillo) está dentro de un ksar, que es como se denomina a una ciudad amurallada. Justo fuera de esta muralla, junto a la puerta de la kasbah, dejamos el coche en un parking donde un “guarda” cobra la voluntad.

Lo primero que nos sorprende de la kasbah de Ouarzazate son sus grandes muros, todos construidos de adobe, y las torres almenadas muy bien conservadas y decoradas con formas geométricas.

Pagamos el ticket de entrada y accedemos a la kasbah. Junto a las taquillas varios guías oficiales nos ofrecen sus servicios, pero no haremos uso de ello en esta ocasión.

Ya en el interior de la kasbah encontramos un auténtico laberinto de habitaciones intercomunicadas. Nos perdemos por ellas, explorándolas con tranquilidad, sin duda la mejor opción.

Todas las estancias son muy parecidas, austeras en decoración y sin muebles. Pequeñas ventanas, perfectas para un buen aislamiento térmico, iluminan los cuartos. De todas las salas solo destacan un par de habitaciones, que conservan la decoración con estucos pintados en las paredes y falsos techos de madera labrada y pintada. Una de esas habitaciones pertenecía a la esposa favorita (la que había engendrado al primogénito sucesor).

Tardamos unos 20-30 minutos en visitar tranquilamente la kasbah Taourirt. Luego comemos en una de las terrazas con vistas a la kasbah, antes de seguir camino hacia Ait Ben Haddou.

Kasbah Taourirt en Ouarzazate

Exterior de la kasbah, lo mejor de la visita

Kasbah Taourirt en Ouarzazate

Detalles de los muros

interior del ksar de ouarzazate

Decoración interior

techo decorado

Kasbah Taourirt en Ouarzazate Marruecos

¿No quieres ir por libre?, contrata una excursión en español desde Marrakech a Ouarzazate