La ciudad de Essaouira, en la costa atlántica de Marruecos, tiene una de las medinas más fotogénicas del país. Cierto que no hay grandes mezquitas que ver en Essaouira, ni hermosos y antiguos palacios o bellas madrasas al estilo de las que encontramos en Fez, Marrakech o Meznes. Sin embargo, la ciudad tiene un encanto especial y es un remanso de paz. Pasear por la medina, disfrutar de un té con menta en alguna de sus plazas o ver ponerse el sol sobre el océano resultan aún más placenteras si vienes de una ciudad tan caótica como Marrakech.

Sin duda Essaouira se convirtió en uno de nuestros lugares favoritos del viaje por Marruecos.

Essaouira

Gaviotas en el puerto

Gaviotas en el puerto

"<yoastmark

Qué ver en Essaouira

A esta plácida ciudad costera no se viene a ver nada en especial, ningún monumento concreto ni puntos de interés “oficiales”. A Essaouira se viene a ver Essaouira. El mar y la medina con sus callejones estrechos y sus casas blancas encaladas son atractivos más que suficientes para incluir la ciudad en un recorrido por Marruecos. 

Aún así, aquí te contamos algunos de los lugares que no te puedes perder en tu recorrido por Essaouira. Nosotros estuvimos un día entero y no se nos hizo largo, aunque al ver el recorrido pienses que con dos horas te vale.

Recorrido a pie por la medina

Recorrido a pie por lo mejor que ver en Essaouira

La medina y murallas de Essaouira

La medina de Essaouira está rodeada por completo por murallas defensivas que fueron construidas por los portugueses que llegaron a estas tierras en el siglo XV. Desde la orilla del mar, las viejas murallas rodeando la ciudad son una de las imágenes más fotogénicas de Marruecos. 

Cualquier recorrido por Essaouira comienza al cruzar una de las puertas de la medina, Bab Marrakech, Bab el-Menzeh, Bab Doukkala, Bab Sbaa… Una vez dentro de las murallas, lo mejor es perderse, recorrer sin rumbo las serpenteantes calles, fijarse en las desconchadas paredes y puertas de madera azul y observar el ir y venir de los habitantes de la ciudad. Disfrutar, en una palabra, de la vida de una de las medinas más tranquilas de Marruecos. 

El paseo sin rumbo lleva sin remedio a alguna de la plazas de Essaouira, que nos recuerdan a algunos pueblos de la costa del sur de España, con sus naranjos y sus cafés. La plaza Moulay Hassan es un buen lugar para hacer una parada antes de continuar el recorrido por la ciudad. 

Desde la plaza ya puede verse el mar y las murallas sobre el acantilado. A la derecha de la plaza sale la calle Skala, que discurre paralela al mar y por la cual se llega a la Skala de la ville o de la Kasbah, un bastión de la muralla con unas vistas magníficas del mar. En la parte alta de las murallas es donde se siente con más fuerza el viento que azota la ciudad la mayor parte del tiempo. 

Volvemos por las calles de la medina a la plaza Moulay Hassan. Desde allí hay pocos metros hasta la Skala du port, una torre a la que se puede subir (previo pago de un precio en nuestra opinión excesivo). Debajo de la torre se encuentra la puerta Bab el-Marsa, que conduce al puerto de Essaouira. 

Skala du ville

Skala du ville

Mercado marruecos

Mercado de Essaouira

Essaouira Marruecos

La medina de Essaouira

Medina de Essaouira

Calles de la medina de Essaouira

Medina Marruecos

Tiendas de alfombras

Puertas de la ciudad

"<yoastmark

que ver en Essaouira Marruecos

Muralla de la medina

Marruecos Esauira

Muralla de la medina de Essaouira

El puerto de Essaouira 

Esta zona de Essaouira tiene una actividad frenética a cualquier hora del día. Pescadores que vuelven del mar, vendedores de pescado, algunas mesas que hacen de improvisado restaurante, gente reparando sus barcas azules y también y como no, muchos turistas paseando para ver el ambiente. Y por encima de todos, las miles y miles de gaviotas que vuelan alrededor en busca de alguna pieza de pescado. 

Cualquier hora del día es buena para acercarse a este lugar. Aunque por la mañana y al mediodía hay una mayor actividad y mejor luz para las fotos.

gaviotas en Essaoira

Puerto de Essaouira

El puerto en plena actividad

La playa de Essaouira

En Essaouira se encuentra una de las mejores playas de Marruecos, muy larga y con arena dorada. El inconveniente es el intenso viento que casi siempre azota la zona, haciendo casi imposible pasear por la arena. Aún así, vimos muchos turistas valientes con sus toallas y bañadores dispuestos a pasar un día de playa. 

Cómo llegar desde Marrakech y dónde aparcar

Si viajas con coche de alquiler por Marruecos, llegar a Essaouira desde Marrakech es sencillo y rápido. La mayor parte de la carretera que une ambas ciudades es autovía de pago (muy barato) por lo que se tardan menos de 2,5 horas en recorrer los 200 kilómetros que las separan. 

Hay varios parking vigilados y de pago al lado de las murallas de la medina. Nosotros aparcamos cerca de Bab Marrakech, en un amplio parking. Busca tu alojamiento cerca de alguna de estas puertas y en menos de 5 minutos estarás en plena medina. Un buen lugar para alojarse es Chems Blue, en la medina y muy agradable. 

Si no dispones de coche, puedes contratar una excursión a Essaouira desde Marrakech en español