Fez, es junto con Mequinez (o Meknes), Rabat y Marrakech una de las cuatro ciudades imperiales de Marruecos. Su principal atractivo es la medina, la mayor parte peatonal y declarada patrimonio mundial de la Unesco. Pero además de la espectacular medina, hay otros lugares que ver en Fez y que son sorprendentes, como las madrasas Bou Inania y Al Attarine, las curiosas aunque malolientes curtiderías y las bellas puertas de acceso a la medina.  En esta entrada te contamos con detalle que ver en Fez en 1 o 2 días, tiempo suficiente para recorrer con calma y a pie las serpenteantes calles de la medina y visitar los lugares imprescindibles para ver en Fez.

La ciudad de Fez

Fez es, con permiso de Meknes, Rabat y Marrakech, la ciudad imperial más bonita e interesante de Marruecos. Fez está dividida en 3 partes principales: la más antigua o Fez-el-Bali donde se encuentra la medina amurallada y lo mejor que ver en Fez. La zona nueva o Fez el Jedid donde está el barrio judio y el palacio real. Y la zona más nueva de la ciudad llamada la Ville Nouvelle. Nosotros dedicamos la mayor parte de los 2 días que pasamos en Fez a la parte antigua, excepto un par de horas que dedicamos al barrio judio y el palacio real de Fez.

 

Zonas que ver en Fez

Zonas de Fez

Qué ver en Fez el-Bali: recorrido a pie por la medina antigua

La enorme medina amurallada de Fez es un laberinto caótico de calles, tiendas, madrasas, mezquitas, curtidurias y miles de callejuelas estrechas donde es difícil y a veces imposible orientarse. Aunque hay dos calles principales que recorren de un lado a otro la medina,  la única forma de recorrerla es perdiéndose en ella. Dicho esto, aquí te contamos nuestro recorrido a pie por la medina de Fez por si puede servirte para no perderte “demasiado”.

 

recorrido a pie por la Fez

Qué ver en Fez, recorrido a pie (aquí tienes el mapa interactivo)

 

Como nos alojamos en un riad dentro de la medina, a unos minutos andando de la Puerta Azul, empezamos nuestro recorrido en esta hermosa puerta de acceso a la medina.

1. Bab Bou Jeloud, Bab Boujloud o Puerta Azul

Bab Bou Jeloud o Bab Boujloud es la principal puerta de acceso al entramado de calles de la medina. En su parte exterior predomina el color azul en los mosaicos que la decoran, de ahí su nombre. Sin embargo, el lado interior es de color verde.

Aunque pueda parecer tan antigua como la medina que data del siglo VIII, en realidad fue construida a principios del siglo XX, en el año 1913. Que sea tan reciente no le resta nada de belleza. Los alrededores de esta puerta están siempre muy animados, de noche y de día, ya que allí se encuentran muchos restaurantes turísticos y terrazas con buenas vistas de la puerta.

Bab Bou Jeloud- Bab Boujloud o Puerta Azul

Bab Bou Jeloud o Puerta Azul

Bab Bou Jeloud- Bab Boujloud o Puerta Azul

Bab Bou Jeloud- Bab Boujloud o Puerta Azul

El interior verde de la Puerta Azul

Pero antes de acceder a la medina, nos dirigimos a las murallas de la ciudad que se encuentran a pocos metros de la puerta azul. Alli podemos ver la puerta Mahrouk, que tiene 2 torreones guardando su arco principal. Volvemos hacia la Puerta Azul e iniciamos el recorrido por la medina.

puerta Mahrouk

Puerta Mahrouk

Tras acceder a la medina llegamos a las dos calles principales la Talaa Kebira (Gran Cuesta) y la Talaa Saghira (Pequeña Cuesta). Nosotros tomamos la Talaa Saghira que lleva a la Madrasa Bou Inania. De momento, el recorrido es todo cuesta abajo… aunque a la vuelta habrá que subir. Lo mejor si vas a hacer un recorrido completo a pie, es bajar por una de las calles y volver por la otra, así verás todo el zoco.

Hay bastante gente y animación en la medina, pero al ser una zona peatonal caminar por las callejuelas resulta agradable. Según algunas fuentes la medina de Fez es la mayor zona urbana peatonal del mundo… vamos a comprobarlo.

2. Madrasa Bou Inania

Nos topamos con la madrasa al bajar por la pequeña cuesta y entramos a visitarla (previo pago de la entrada). La madrasa tiene un estilo muy similar a la que pudimos ver en Meknes y que tiene el mismo nombre. Entramos en un patio central con una pequeña fuente de abluciones y con todas las paredes cubiertas de azulejos en la parte inferior, estuco en la parte media y madera tallada en la parte más alta. Un patio sorprendente por su belleza, y que por suerte podemos ver en solitario.

Los dibujos geométricos y grafismos árabes perfectamente conservados configuran el diseño interior de esta espectacular escuela coránica. No es extraño que el estado de conservación sea tan bueno ya que aunque el edificio data del siglo XIV, fue restaurada en el siglo XX. En el exterior destaca su torre cubierta por azulejos verdes.

Madrasa Bou Inania

Madrasa Bou Inania (no confundir con la de Meznes)

Madrasa Bou Inania en Fez

Madrasa Bou Inania

Madrasa Bou Inania

3. Los zocos

Toda medina tiene su zoco o mercado tradicional, y el de Fez es uno de los mejores de Marruecos. Si tomas cualquiera de las calles principales de la medina, a ambos lados encontrarás una sucesión de tiendas de lo más diverso.

Afortunadamente, los comercios se agrupan por zonas, para que sea más fácil encontrarlos. Así en la zona que rodea la plaza Nejjarine venden productos de madera, en la zona de Attarine están las especias y perfumes, y en la zona de Seffarine están los dedicados al bronce.

No te preocupes, porque recorrerás todos estos zocos más de una vez cuando andes perdido por la medina y vuelvas a las mismas calles ya recorridas.

Nosotros visitamos la medina de Fez en jueves y viernes (día festivo para los musulmanes). Y aunque el viernes había algunos comercios cerrados seguía habiendo mucha actividad, sobre todo por la mañana. Incluso podemos decir que fue más agradable recorrer las laberínticas calles en viernes que en un día laboral de la semana.

Zoco de Fez

4. La fuente Nejjarine

Continuamos bajando por la calle Talaa Saghira hasta que se une con la otra calle principal del zoco, la Talaa Kbira. Justo allí, antes de adentrarnos en la zona techada del zoco, nos desviamos unos metros hasta la plaza Nejjarine, con la fuente y el museo del mismo nombre.

Cierto que hay decenas de fuentes en la medina de Fez, pero la fuente Nejjarine es una de las más bonitas y labradas.

Medina de Fez o Fes Marruecos

Fuente Nejjarine

5. Museo Nejjarine de arte y artesanía en madera o Nejjarine Fondouk

A la izquierda de la fuente Nejjarine verás una puerta labrada de madera, se trata del museo de arte y artesanía de la madera de Fez. Aunque la puerta del museo destaca por su decoración, lo mejor está en su interior.

Tras atravesar la hermosa puerta (y pagar la entrada) accedemos a una antigua fonda del siglo XVIII (o fondouk), con tres plantas, que es patrimonio de la humanidad.

Ya solo con ver la casa merece la pena la visita, pero además tienen expuestos numerosos objetos construidos en madera (instrumentos musicales, herramientas, muebles, ventanas y alguna puerta). Para ver la exposición del museo hay que recorrer las distintas habitaciones de la fonda, en una visita muy agradable e interesante. Aunque no seas muy amante de los museos, te recomendamos éste como uno de los mejores lugares que ver en Fez.

Además se puede acceder a la terraza del museo y así ver los tejados verdes del cercano mausoleo del Mulay Idris.

Museo Neijarine en Fez

Museo Neijarine

6. Curtiduría Sidi Moussa

Cerca de la plaza Nejjarine está la primera curtiduría que visitamos, la curtiduría Sidi Moussa. Para encontrarla intentamos seguir las indicaciones de “Tannerie” (curtiduría en francés) pero al final una señora se ofrece a llevarnos gratis y curiosamente no nos pide dinero (algo que nos sorprende por ser excepcional en Marruecos).

Para ver la curtiduría Sidi Moussa subimos hasta la terraza de una cooperativa. El olor es malo, pero no tan espantoso como habíamos leído. Además la rama de menta que te dan a la entrada puede mitigarlo en caso de que te resulte muy molesto.

La vista es muy buena desde aquí y vemos las cubetas blancas donde se curte la piel y las oscuras con diversos tintes donde se dejan las pieles unos días para cambiar su color.

Aunque esta curtidería es más pequeña que la más famosa curtiduría Chouwara, es igual de interesante.

Curtiduria Sidi Moussa

Curtiduria Sidi Moussa

Curtiduria Sidi Moussa

Curtiduria Sidi Moussa

7. Mausoleo de Moulay Idriss

Dando algunas vueltas conseguimos encontrar el Mausoleo de Moulay Idriss, uno de los lugares más sagrados de Fez. Llama la atención lo encerrado que está un monumento tan destacado para los musulmanes marroquíes. Cuando lo rodeas casi no te das cuenta de la importancia del mausoleo si no fuera por la existencia de algunas puertas muy decoradas que permanecen cerradas.

Una vez encontramos la puerta de acceso si que nos llama la atención la puerta y decoración de estuco labrado y pintado, además del sobretecho de madera. Dado que no somos musulmanes no podemos acceder. Nos contentamos con ver el interior desde la puerta principal. Al fondo a la derecha está la tumba del venerado Mulay Idrís, rey de Marruecos en el siglo IX y patrón de la ciudad.

Mausoleo Moulay Idriss de Fez

Mausoleo Moulay Idriss

8. Madrasa Al Attarine

De nuevo en la calle principal de la medina (Talaa Kbira) continuamos por su parte cubierta y justo al final llegamos a la puerta de la madrasa Al Attarine.

Pasamos por caja y accedemos al patio interior de la madrasa Al Attarine. El diseño y decoración es muy similar e igual de fascinante que la madrasa Bou Inania. Sin duda, las escuelas coránicas son uno de los mejores lugares que ver en Fez. Sobre todo esta madrasa que se encuentra entre las mejores conservadas de Marruecos.

Cuando te canses de admirar la exquisita decoración, los bellos mosaicos y la delicadeza del trabajo en madera, puedes visitar las humildes habitaciones que ocupaban los estudiantes hasta hace muy pocos años.

Madrasa Al Attarine

Madrasa Al Attarine

Madrasa Al Attarine

Madrasa Al Attarine lo mejor que ver en fez

Madrasa Al Attarine que ver en fez

9. Mezquita Al Karaouine

Salimos de la madraza Al Attarine y giramos a mano izquierda. Allí vemos la entrada de la mezquita Al Karaouine, la universidad más antigua del mundo (o eso dicen). De nuevo, al no ser musulmanes, nos tenemos que conformar con mirar desde la puerta principal viendo tan solo una parte de la plaza central con la fuente de abluciones. Es curioso que en Marruecos esté prohibida la entrada a las mezquitas a los no musulmanes, cosa que no ocurre en otros países como Irán o Turquía. Allí, siempre que se guarde el debido respeto se puede entrar en los lugares religiosos.

Mezquita Al Karaouine

Mezquita Al Karaouine

10. Plaza Seffarine

Tras la parada en la puerta de la mezquita Al Karaouine, seguimos por la misma calle hasta llegar a la pequeña plaza Seffarine. Sabemos que hemos llegado por el sonido. Un rítmico martilleo producido por los artesanos caldereros que están trabajando bronce.

En la misma plaza hay un restaurante con terraza, pero que está cerrado por ramadán…así que no podemos hacer la parada de rigor para disfrutar de un té de menta.

Plaza Seffarine que ver en fes

Plaza Seffarine

11. Curtiduría Chouwara

Desde la plaza Seffarine nos dirigimos hacia la curtiduría Chouwara. Una de las razones para visitar Fez es poder conocer este lugar tan particular donde trabajan la piel de forma artesanal.

Para verlas hay que pasar irremediablemente por alguna de tienda de cuero, así que la duda es como saber en que terraza ver la curtiduria Chouwara en toda su extensión. Probamos suerte en la primera que vemos “tanneeries view free” y si bien no está mal no se ven más que la pozas marrones utilizadas para teñir. Bajamos, y previo “paseo” por la tienda salimos sin comprar nada.

Probamos nuevamente suerte en una que pone Tannerie #10 y…bingo…se ve la curtiduria Chouwara en toda su extensión. A pesar de ser viernes (festivo en el mundo musulmán) y ramadán, hay gente trabajando. Hay una vista fantástica de todas las pozas, tanto de las blancas como de las coloridas pozas donde se tiñe la piel. Tomamos decenas de fotos de tan fotogénico lugar.  Mientras, olemos de vez en cuando nuestra rama de menta para aliviar el mal olor que proviene de las pozas.

Chouwara

Curtiduría Chouwara

Chouwara

Chouwara

12. Mezquita mausoleo Zaouia Sidi Ahmed Tijani

Caminando por las calles de la medina nos encontramos de casualidad con esta mezquita-mausoleo. Nos fijamos en el edificio por sus hermosas puertas y al leer la información nos enteramos de que estamos ante el mausoleo de uno de los grandes santos de la ciudad, Sidi Ahmed Tijani.  Nos encanta, aunque no sea la mezquita más grande o conocida de Fez. Quizás porque la encontramos de casualidad y es una pequeña sorpresa en nuestro recorrido por la medina de Fez.

Mezquita mausoleo Zaouia Sidi Ahmed Tijani

Mezquita mausoleo Zaouia Sidi Ahmed Tijani

Mezquita mausoleo Zaouia Sidi Ahmed Tijani

13. Plaza R’cif y Bab R’cif

La puerta R´cif es otra de la puertas de entrada a la medina de Fez. Menos vistosa que la puerta azul, pero igual de transitada. En la amplia y animada plaza R’cif acaba la zona peatonal de la medina.

Plaza R’cif y Bab R’cif

Plaza R’cif y Bab R’cif

14. Mezquita Andaluza o Al-Andalous

Saliendo de la plaza R’cif nos adentramos en un barrio con un ambiente algo diferente, quizás porque es menos turísticos que el resto de la medina de Fez. Tomamos una estrecha y empinada calle repleta de tiendas y en pocos minutos llegamos hasta la puerta de la mezquita andaluza. Aunque la puerta de acceso está muy decorada y está menos encajonada entre los edificios que otras mezquitas de Fez, no nos llama especialmente la atención.

Desandamos nuestros pasos y nos dirigimos hacia la plaza R’cif para tomar un taxi que nos lleve al Riad. Nos encontramos con un problema, ya que en pleno ramadán intentar tomar un taxi unos minutos antes de que se ponga el sol es tarea casi imposible. Aún así, tenemos suerte y un taxista nos lleva después de un duro regateo.

Mezquita andaluza de Fez

Mezquita andaluza de Fez


Donde ver el atardecer en Fez

—Borj Nord

Después de las opiniones que habíamos leído sobre el atardecer desde Borj Nord, preferimos esperar la puerta de sol sentados en una terraza frente a la puerta azul. Ver los tejados de la mediana tomando un té con menta nos pareció mejor plan.

Pero, si prefieres ir allí, te interesará saber que Borj Nord formó parte de las murallas de la ciudad y ahora es uno de los lugares que ver en Fez debido a las vistas panorámicas que se disfrutan desde allí.

recorrido a pie por la Fez

Qué ver en Fez, recorrido a pie (aquí tienes el mapa interactivo)


Qué ver en Fez El Jedid, la zona nueva de Fez

Dedicamos menos de un par de horas en recorrer los dos puntos más interesantes de esta zona de Fez, el palacio real y el barrio judio (Mellah).

1. El palacio real de Fez, Dar el Makhzen

Por desgracia, y al igual que ocurre con las mezquitas, el palacio real de Fez no se puede visitar. Lo único que se puede ver son las grandes puertas de acceso al complejo. Viendo las 7 imponentes y bellas puertas uno puede suponer que el interior del palacio debe de ser espectacular. Quizás en un futuro pueda visitarse por dentro, y sea uno de los lugares imprescindibles que ver en Fez, pero de momento no.

Al menos tuvimos la suerte de poder acercarnos a las hermosas puertas, de bronce y decoradas con azulejos de colores azules y verdes.

Palacio real de Fez

Palacio real de Fez

Palacio real en Fes

Palacio real

Palacio real

2. Barrio judio o Mellah

Justo al lado del palacio real se extiende lo que fue el barrio judío de Fez. La diferencia más significativa que podréis observar con respecto a la medina es el exterior de las casas. Mientras que en los musulmanes construyen su casa hacia un patio, los judíos tienen balcones hacia la calle y enrejados de metal.

Callejeamos hasta dar con el cementerio judío, al que no podemos acceder. Vemos desde fuera las tumbas blancas y redondeadas desde un callejón oscuro “poco recomendable”. Nos alejamos de allí y volvemos al coche que hemos aparcado al lado del palacio real.

 

Nuestra visita a Fez, la más bella de las ciudades imperiales de Marruecos termina aquí. Nuestro recorrido por Marruecos en coche continúa hacia el sur. Después de una larga jornada de coche nos espera el siguiente destino, el desierto Erg Chebbi y sus dunas doradas.

Si prefieres llevarlo organizado y en español, puedes contratar varios tours

No viajes sin seguro médico y de viaje
mondo seguro descuento cupon