Si vas a visitar Madrid y quieres ver uno de los museos más originales de la capital, te recomendamos que reserves un poco de tu tiempo para ver el Museo del traje de Madrid. Por supuesto, este museo no es comparable con los grandes museo de Madrid dedicados al arte como el Museo del Prado, el Reina Sofía o el Museo Thyssen, pero es uno de esos lugares que van a hacer que tu próxima visita a Madrid sea diferente.

1. El Museo del Traje de Madrid. Un poco de historia

Este museo dedicado a la historia del traje en España es relativamente joven, ya que fue fundado en 2004. Aunque es cierto que las piezas que lo componen estaban repartidas por otros museos, principalmente en el Museo del traje regional e histórico que fue fundado en 1925. Así se consiguió unificar la amplia colección que ahora forma parte del museo y que alcanza la asombrosa cifra de 30.000 piezas. Por motivos de conservación, solo está expuesta una pequeña cantidad de prendas, por lo que la exposición permanente va cambiando continuamente.

Museo del traje

2. Curiosidades que conocerás gracias al Museo del traje

1. ¿Sabías que un tipo de casaca del siglo XVII se llamaba “chupa”?

Es curioso que esa palabra usada por los jóvenes para dar nombre a la “cazadora” sea en realidad una prenda con tantos siglos de historia.

2. ¿Sabes porqué se llaman “rebecas” las chaquetas de punto?

El origen no tiene tanta antigüedad como la chupa, ya que proviene de la película rodada por Alfred Hitchcock en el año 1940, Rebeca. La protagonista de la película llevaba este tipo de prendas y de ahí proviene su nombre.

3. ¿Sabes que hubo un bolso que se llamó “ridículo” en el siglo XVIII?

Se trataba de un bolso muy pequeño, de origen francés llamado “retículo “ y que en España se bautizó irónicamente con el nombre de ridículo debido a su tamaño.

4. ¿Sabes lo que es el “majismo”?

Fue una corriente que surgió en el Madrid del siglo XVIII. Los majos eran los madrileños que vivían en los barrios humildes de Madrid y tenían una vestimenta propia, muy colorida. La aristocracia de la época quiso recuperar el modo de vestir tradicional de los majos frente a la injerencia de la moda francesa. Y así surgió el majismo, que fue inmortalizado en las pinturas de Goya.

Museo del traje

Exposición permanente

Museo del traje

3. Visita al Museo del traje

Todas las salas del museo tienen una luz muy tenue, y las prendas están expuestas detrás de cristales debido a la fragilidad de los tejidos. En todas las salas hay carteles informativos que cuentan detalles interesantes y curiosidades de cada época. Pero en el museo no hay solo prendas de vestir, también hay una amplia colección de bolsos, zapatos, adornos y joyas.

La visita se hace en orden cronológico, comenzando en una sala dedicada a la indumentaria histórica más antigua. Aunque esta colección no es muy extensa, tiene algunas prendas magníficas de los siglos XVI y XVII. Destaca entre ellas un jubón de 1580, otro de 1630 y un curioso tratado de sastrería de 1618.

Continúa la visita por la vestimenta del siglo XVIII con una amplia colección de trajes masculinos y femeninos. Pero de esta sala destaca, sobre todo, las prendas castizas del “majismo”.

El recorrido histórico continúa por la moda del siglo XIX y del XX, con una importante colección de prendas diseñadas por grandes modistos como Fortuny o Balenciaga.

Acabamos nuestro recorrido por la exposición permanente y nos dirigimos a la exposición temporal que se encuentra situada en la parte baja del museo. Durante nuestra visita vemos una exposición dedicada al color rosa en la historia de la moda, pero estas exposiciones cambian cada pocos meses. Para obtener más información acerca de estas muestras puedes entrar en la página web del museo.

Museo del traje

Corsés y ropa interior

Museo del traje

Moda para viajar en el siglo XX

4. Datos prácticos del Museo del traje

  • Horario de apertura: martes a sábado de 9:30 a 19h. Domingos y festivos de 10 a 15h. Lunes cerrado.
  • El sábado a partir de las 14:30h  y el domingo por la mañana la visita es gratuita.
  • Las exposiciones temporales son siempre gratuitas.
  • En el museo hay taquillas grandes que van con monedas, en las que puedes dejar todas tus pertenecías para poder visitarlo con mayor comodidad.
  • El Museo no está en el centro de Madrid, pero no queda lejos andando de las estaciones de metro de Moncloa y Ciudad Universitaria.