El Palacio Real de Madrid, con sus 135.000 metros cuadrados y sus 3418 habitaciones, es uno de los palacios más grandes del mundo y el palacio más grande de Europa Occidental. Su belleza hace que sea una de los lugares imprescindibles que ver en un viaje a Madrid. Pero, si quieres hacer una visita diferente, dejando de lado el lujo y la opulencia de las estancias, te recomendamos una visita guiada a las cocinas del Palacio Real, una interesante experiencia que te hará ver este lugar desde otro punto de vista.

utensilios de cocina

Un poco de historia

Viajemos al siglo XVII. En el lugar donde hoy se erige al palacio real había un alcázar, una fortaleza medieval que era la residencia oficial de la realeza desde 1561. Pero llega la nochebuena de 1734 y se produce un terrible incendio que lo destruye todo. Según las malas lenguas fue provocado con la intención de construir otro palacio más acorde con los tiempos.

La familia real se había quedado sin residencia en Madrid. Felipe V que estaba en ese momento en el poder encarga las obras de un nuevo palacio a uno de los más famosos arquitectos de la época, F. Juvarra. Su proyecto era monumental, mucho más grande de lo que vemos hoy en día. Pero el arquitecto muere y su discípulo G. Sacchetti retoma el proyecto y lo adapta al presupuesto que se podía permitir la casa real.

Empiezan las obras en 1738 y acaban en 1751. El resultado es una especia de ciudad dentro de un edificio. Un espacio tan grande como para albergar a cientos de personas que trabajaban para el Estado y la realeza. Al finalizar las obras, el rey Carlos III traslada aquí su residencia oficial, siendo el primer monarca en habitar el palacio. El último rey en vivir en el Palacio Real de Madrid fue Alfonso XIII, antes de irse al exilio al declararse la República Española en 1931. Años después, viviría en el Palacio el presidente de la Segunda República, Manuel Azaña.

El Palacio Real de Madrid es una de las pocas residencias oficiales de jefe de estado que permanece abierta al público. Bien es cierto que los reyes de España no viven aquí en la actualidad, y solo usan el Palacio Real para eventos especiales, recepciones oficiales y cenas de gala.

Haz una visita guiada por el Palacio Real sin esperar colas

palacio real madrid

Palacio Real de Madrid

Las cocinas del Palacio Real

Esta cocina es un ejemplo único en Europa. Se ha conservado tal y como era en su época, con utensilios, mobiliario y equipamiento originales, la mayoría del siglo XIX. Mientras que otras cocinas reales se han adaptado a los tiempos y han desaparecido, la cocina del Palacio Real ha resistido a todos los cambios y se ha utilizado hasta hace pocos años para cenas de gala.

La real cocina ocupa gran parte de uno de los sótanos del palacio. Allí se hacían las comidas de todos los habitantes de palacio que tenían derecho a ello, no solo de la familia real. Imaginad el tamaño que se necesita en una cocina para dar de comer a tanta gente, a cualquier hora del día y de la noche.

La distribución es similar al resto de palacio, con un largo pasillo al que se abren las distintas estancias: portería, sala de repostería, antecocina, sala de fogones y cava. La cocina está situada frente a la plaza de Oriente y tiene ventanales en su parte alta para que entre la luz desde la mañana.

Las salas de la cocina se equiparon con todo lujo, menaje francés, grandes mesas de madera, armarios calientaplatos, todo tipo de moldes, cuencos y cacerolas. A lo largo de los años fue adaptándose a los avances y se añadieron a la cocina la luz eléctrica, la primera nevera y uno de los primeros teléfonos de España.

La real cocina ha estado cerrada al público desde la Segunda República hasta 2017, año en el que se empezaron a realizar visitas guiadas.

Cocina palacio real madrid

Pasillo corredor de las cocinas

Visita guiada a la real cocina

Nuestro guía nos espera en una de las entradas a Palacio y nos dirigimos hacia los sótanos del edificio. La primera parada es la galería de persianas. Curioso nombre que se debe a que aquí se almacenaban las persianas del palacio durante el invierno.

• Portería

Traspasamos una puerta y nos encontramos con la Portería. El portero vigilaba todo lo que entraba en la cocina. Justo al lado hay un par de armarios calientaplatos eléctricos, de principios del siglo XX. En esta misma sala había un montaplatos que comunicaba con el comedor de diario de los reyes. Funcionaba con agua a presión hasta que fue modernizado en 1911.

• Sala de respostería

Pasamos a una de las mejores salas de la cocina para los golosos, la destinada a la repostería. En ella vemos decenas de moldes para bizcochos, chocolateras y todo tipo de cachivaches. Además, se conservan en la sala una fuente y un horno del siglo XVIII. Justo al lado, una pequeña estancia alberga heladeras, cestas para picnics y un gran armario con la vajilla de diario que usaba la familia real desde Isabel II hasta Alfonso XII.

utensilios cocina real palacio madrid

Cocina palacio real madrid

Repostería

• Antecocina

Continuamos el pasillo que nos conduce a la sala de antecocina. Aquí se preparaban los alimentos antes de cocinarlos. En el diseño original había dos grandes chimeneas, que se quitaron. En ese espacio estaba ubicado el despacho del cocinero mayor. Aún podemos ver en la pared uno de los primeros teléfonos que hubo en España.

En la antecocina hay muchos enseres y mobiliario interesante, entre ellos la primera nevera eléctrica que hubo en el país, unos legumier alicatados que servían para lavar y preparar las verduras y varias mesas y encimeras de la época isabelina. Antes de abandonar la sala vemos uno de los utensilios más antiguos de la cocina, un gran mortero de la época de Fernando VII.

frigorifico antiguo

Primer frigorífico (parece un armario)

cocinas reales

• Sala de fogones

Llegamos a la sala de cocción. Una gran estancia donde se situaron dos cocinas llamadas económicas. Estas cocinas económicas tenían conductos bajo el suelo que comunicaban con unos armarios donde se mantenían los platos calientes gracias al humo de los fogones. Fueron instalados en 1861, aunque una de ellas fue cambiada a principios del siglo XX. Otro de los objetos más interesantes de la sala es un gran asador de carne. El rey Alfonso XII era gran amante de las carnes y mandó instalar este asador y parrilla en 1877.

Cocina palacio real madrid

Fogones de las cocinas reales

Cocinas reales

• Cava y botillería

Terminamos nuestra visita en la cava y botillería. Esta sala no siempre estuvo destinada a guardar vinos y licores, sino que fue almacén de utensilios varios. Durante el reinado de Juan Carlos I sí que se usó como cava. Hoy podemos ver en las paredes algunos de los menús que se servía a los reyes, muchos de ellos en francés o menús de las cenas de gala. También se conserva una damajuana, una vasija de cristal que servía para traer agua de la Fuente del Berro hasta el palacio. Los reyes de España (desde Felipe V) bebían este agua hasta que fue construido el canal de Isabel II.

Salimos al exterior y termina nuestra interesante visita a las cocinas del Palacio Real.

Datos prácticos para tu visita

  • Puedes hacer una reserva previa en la página web de Patrimonio Nacional.
  • Se puede comprar una entrada única para las cocinas o un ticket combinado con el palacio.
  • Las entradas salen a la venta con 15 días de antelación.
  • Las visitas a la cocina son guiadas y duran unos 30 minutos.

fotografiando viajes autores


– Planifica tu viaje –

Viaje paso a paso

Viajar en coche

Otros consejos viaje

salud viajera

fotografia

alojamiento


– Reservas y descuentos –

Booking reservas

Heymondo seguros

Civitatis excursiones