El Palacio de Cibeles, antiguo centro de telecomunicaciones y correos, es probablemente uno de los edificios más espectaculares de la capital de España. Es imposible viajar a Madrid y no admirar este impresionante edificio que se yergue frente a la fuente de la Cibeles. Para conocer más sobre la historia y las curiosidades de este gran edificio, os recomendamos una visita guiada gratuita al Palacio de Cibeles.

Nuestra guía de viaje a España

En la actualidad el Palacio de Cibeles es la sede del Ayuntamiento de Madrid. Mientras que las oficinas municipales se encuentran en la parte trasera, el edificio principal se ha convertido en un centro cultural (CentroCentro). Ambos espacios están separados por un gran patio cubierto de cristal. También hay zonas de estudio, un auditorio, salas polivalentes, un restaurante y un mirador ubicado en la torre central.

El palacio está situado en la plaza de Cibeles, en la confluencia de Gran Vía, Alcalá, Paseo del Prado y Castellana. Una ubicación impresionante para un edificio que no lo es menos.

Un poco de historia

Nos remontamos a principios del siglo XX. En esa época todavía no habían comenzado las obras de lo que hoy es la Gran Vía. La fuente de Cibeles se encontraba desde el año 1794 en su ubicación actual, a las puertas del Parque del Retiro. Y los terrenos que ocupa hoy el Palacio de Cibeles formaban parte de ese gran parque madrileño.

Pero, Alfonso XIII tenía grandes planes para Madrid y empezaron una serie de obras que cambiarían la fisionomía de la ciudad. Comenzaron las obras del Metro de Madrid, de la Gran Vía con los magníficos edificios que la jalonan y por supuesto del nuevo Palacio de Correos.

Tras salir a concurso, el proyecto elegido fue el que presentaron los jóvenes arquitectos Antonio Palacios y Joaquín Otamendi. Las obras comenzaron en 1907 y tras 12 años fue inaugurado el nuevo Palacio de Correos y telégrafos de Madrid. Las críticas no fueron muy buenas entonces, ya que los jóvenes arquitectos quisieron unir lo tradicional y lo moderno, y eso nunca ha sido bien recibido a lo largo de la historia.

Durante décadas el correo postal tuvo una importancia vital en las comunicaciones. Pero a finales del siglo XX el declive del correo era ya un hecho. En 2003 se decide dar otro uso al edificio y comienzan las obras para convertirlo en la sede del Ayuntamiento de Madrid. En 2007 acaban las obras de los edificios administrativos municipales. Y en 2011 se abre al público el edificio principal con el nombre de CentroCentro.

Palacio Cibeles Madrid

Techo acristalado del palacio

Palacio Cibeles Madrid

Visita al Palacio de Cibeles

La visita guiada gratuita comienza en la planta 2 del edificio principal, al que se accede desde una entrada lateral de la fachada principal.

• Vestíbulo

Al llegar al vestíbulo nos sorprende el enorme tamaño de la sala en la que estamos. También nos llama la atención lo vacío y desolado que parece este espacio. Cuesta imaginar la febril actividad que habría en esta gran sala cuando el correo era tan importante. Todavía se pueden ver los mostradores de mármol donde se atendía al público. La planta tiene un curioso diseño con forma de T que respondía a la separación de los tres servicios que se ofrecían aquí (correos, telégrafo y teléfono). 

Palacio Cibeles Madrid

Vestíbulo

• Ascensor y escalera de personal

Ahora nos dirigimos hacia uno de los extremos del vestíbulo para ver la escalera que servía para que los trabajadores se distribuyeran por el edificio. Una escalera decorada con azulejos, barandillas doradas y grandes ventanales. El ascensor de hierro, profusamente decorado, nos recuerda al estilo modernista. Esta fusión entre lo clásico y lo moderno fue lo que buscaron los jóvenes arquitectos con su proyecto.

escaleras palacio

Escaleras para los trabajadores de correos

• Salón de plenos del ayuntamiento

Nuestra siguiente parada es uno de los lugares más impresionantes del edificio. La antigua sala de clasificación del correo, llamada “sala de batalla” se ha convertido en el salón de plenos del ayuntamiento. Un gran espacio con cuatro plantas de altura y un techo cubierto de cristal alberga ahora las sillas de los gobernantes municipales. En el pasado, en esta sala entraba el correo desde los buzones que todavía se pueden ver en el exterior del edificio. Se clasificaban los paquetes y salían por el otro lado de la sala hacia los camiones de reparto (lo que hoy es el patio cubierto). 

sede ayuntamiento madrid

Sala de plenos del ayuntamiento de Madrid

• Plantas superiores

El recorrido continúa en la planta tercera. Desde aquí se puede ver una panorámica del vestíbulo y de las plantas superiores. Nos sorprende la mezcla de estilos, que para principios del siglo XX debió de ser muy transgresor. Hay vigas de hierro sin decorar tal y como vemos hoy en día en locales con estilo industrial y al lado columnas de estilo clásico y escudos de España. Nos movemos de un lado a otro de la planta gracias a unas pasarelas con suelos de cristal (pavés) que la cruzan. En la actualidad estos espacios se dedican a exposiciones temporales de libre acceso.

Después de conocer el interior del edificio, solo nos queda salir al exterior y admirar de nuevo la belleza del Palacio de Cibeles.

Palacio Cibeles Madrid

Mezcla de estilos arquitectónicos

Palacio Cibeles Madrid

Pasarelas de pavés

Algunos datos curiosos sobre el Palacio de Cibeles

  • Los arquitectos que hicieron el proyecto, Antonio Palacios y Joaquín Otamendi eran muy jóvenes, no llegaban a la treintena y fueron muy criticados por su falta de experiencia. Más tarde se convertirían en famosos arquitectos de Madrid.
  • La obra costó más del doble presupuestado. El proyecto era de 4,5 millones de pesetas y al final se gastaron 10 millones.
  • El palacio de comunicaciones fue el mayor edificio de correos del mundo en el momento de su inauguración, superando al gran edificio construido en Chicago.
  • La planta del Palacio de Cibeles es tan grande como la Puerta del Sol, para que os hagáis una idea de las dimensiones.
  • En su momento el Palacio de Cibeles era el edificio más alto de España. Pocos años más tarde se construyeron otros más altos como el edificio de Bellas Artes o el de Telefónica en la Gran Vía.
  • Los madrileños de principios del siglo XX lo llamaban “Nuestra señora de las comunicaciones” debido a su monumentalidad.
  • Durante la guerra civil no sufrió, afortunadamente, grandes daños.
  • La fachada del Palacio de Cibeles se ilumina en ocasiones especiales con diferentes colores, dependiendo del evento.

Datos prácticos para tu visita

  • Para reservar la visita tenéis que enviar un mail o llamar por teléfono solicitando la hora y el día que queréis hacer la visita.
  • La visita guiada es gratuita y dura 1 hora. Solo se recorre el interior del edificio.
  • Para llegar al Palacio de Cibeles, el metro más cercano es Banco de España.