La ciudad de Qom, a 154 kilómetros de Teherán, es una de esos puntos que muchos viajes a Irán no incluyen en sus itinerarios, en parte por las restricciones que hasta hace poco había para visitar el mausoleo de Fátima, el principal atractivo de Qom. Pero ¿hay tanto que ver en Qom como para que merezca la pena detenerse allí?. En nuestra opinión si, sin duda.

Si Mashhad es la ciudad más sagrada de Irán por acoger los restos mortales del Imán Reza (el Octavo Imán), Qom es la segunda ciudad más santa por albergar los de su hermana Fátima o Hazrat, tras su fallecimiento en el año 806 cuando viajaba junto a Reza.

A lo largo de los años el número de mezquitas de Qom ha crecido hasta las 85 que tiene ahora, así como su influencia religiosa al poseer el mayor centro de estudios islámicos chiitas del mundo. Sin embargo para los forasteros lo importante de Qom se encuentra en torno a la plaza Astane, el centro de la ciudad.

La Ashura en Qom, una ciudad vestida de negro

Durante los días previos habíamos visto procesiones en Masuleh y en Rasht, pero lo de Qom fue una experiencia única. Por pura casualidad llegamos a Qom la tarde del día de la Ashura, la celebración religiosa más importante para los musulmanes chiitas y que rememora el sufrimiento del Imán Hussein. Tras dejar la maleta en el hotel salimos a dar un paseo. Pronto nos percatamos de que todas las mujeres llevan el chador puesto y que los hombres visten de riguroso luto con pantalones y camisa negra.

Cuando llegamos a la plaza Astane, en la que se ubica el Mausoleo de Fátima o Hazrat-e Masumeh, miles de fieles vestidos de negro están absortos en sus celebraciones. Unos encienden pequeñas velas que ponen en el suelo. Escuchamos rítmicos golpes de tambor acompañados de tristes y desgarradores cánticos de los que tan solo somos capaces de entender las palabras “imán Jose (imán Hussein)”. Cuando nos aproximamos a la multitud que los rodea, vemos como decenas de penitentes se golpean la espalda, al ritmo del tambor, con unos látigos formados por decenas de pequeñas cadenas metálicas.

Pero en la plaza no hay un solo grupo de estos sufridores, sino que más de una decena de procesiones se han concentrado en la plaza Astana para celebrar el final de la Ashura y entrar al santo mausoleo de Fátima.

Una sensación extraña al principio

La plaza está completamente ocupada por una marea negra. Yo soy de los pocos que lleva vaqueros y Ana la única que lleva un pañuelo de colores en la cabeza y una camisola larga y negra pero con coloridos adornos. Esto nos hace sentir un poco extraños al principio, como fuera de lugar y con la sensación de estar molestando o llamando la atención. Pero nada más lejos de la realidad. Pronto un joven me pregunta en farsi, si tengo fuego para encender una vela. Su sorpresa es mayúscula cuando descubre que no soy iraní, ya que físicamente me parezco muchísimo a ellos. Reacciona, nos dice un sentido “welcome to Iran”, nos pregunta por nuestra procedencia y se lo comenta a sus amigos que nos miran y sonríen.

No les importa en absoluto que estemos allí. Era una sensación solo nuestra, lo que realmente nos relaja y nos permite ya disfrutar plenamente de la fiesta de la Ashura. Ya somos capaces de sacar el móvil y hacer alguna foto, como los iranies están haciendo en todo momento. ¡¡Esto también es Irán!!

Fiesta de la Ashura en Qom

Fiesta de la Ashura en Qom

Al final de la celebración intentamos pasar al interior del mausoleo de Fátima, pero Ana no tiene chador y con una amable sonrisa la vigilante le conmina a volver por la mañana. No nos pasaría más, porque Ana se compró un chador a la mañana siguiente.

Qué ver en Qom

Aparte de la tarde-noche que pasamos en la plaza Astane viendo el exterior del mausoleo de Fátima iluminado y los festejos de la Ashura, estuvimos otra mañana en Qom, antes de continuar hacia la cercana Kashan.

Todo lo que visitamos en Qom está cerca de la plaza, y aunque una guía describía la mezquita Jamkaran como grande y bonita sobre todo por la noche, está a 12 kilómetros lo que nos echó para atrás y decidimos centrarnos en visitar:

1.- Plaza Astane

La plaza Astane, amplia y abierta, tiene un tamaño considerable para dar cabida a los miles de devotos que llegan en fechas claves como la Ashura.

De forma casi rectangular, la plaza está limita por un lado con la mezquita del Iman Hassan y por el otro con el mausoleo de Fátima, mientras que en los lados más largos encontramos hoteles, restaurantes y tiendas de todo tipo, incluidas las que venden los deliciosos dulces típicos de Qom llamados sohan hechos con almendras, pistachos, azúcar, azafrán, cardamomo, agua de rosas, harina y yemas de huevo.

Qom Iran

Chador solo necesario para entrar en los mausoleos

2.- Mausoleo de Fátima o Hazrat-e Masumeh

Desde la plaza Astane el mausoleo de Fátima no es especialmente bonito ya que las feas puertas de seguridad impiden tener una buena vista. Tan solo distinguimos los minaretes y varias cúpulas entre las que destaca una cúpula completamente dorada, que marca el punto donde descansan los restos de Fátima (Hazrat) la hermana del Imán Reza.

Para tener una mejor vista exterior del mausoleo rodeamos el enorme complejo de 38.000m² de superficie y nos dirigimos al lado oeste. Allí tenemos un buena visual del complejo y de sus cúpulas adornadas con azulejos de colores, si bien la vista de la cúpula dorada es muy mala.

Decidimos entrar a ver el mausoleo. Ana ya lleva el chador que se acaba de comprar en el bazar y pasa sin problemas, pero yo al tratar de acceder con la mochila de la cámara saben que soy turista y por tanto nos ponen un guía gratuito. Ese “error” de llevar mochila no lo volveríamos a cometer y pasaríamos en Mashhad sin problemas, pero eso es otra historia.

El guía gratuito que nos han puesto nos acompaña en la visita por el interior del mausoleo, visitando los distintos patios y dándonos explicaciones en inglés de lo más interesante del lugar, de sus 3 cúpulas y 6 minaretes, y del iwan de plata que da acceso al edificio coronado por la cúpula dorada, donde descansa eternamente Fátima. Al interior de ese edificio solo pueden acceder los musulmanes.

Lo malo de ir con guía es que la visita es muy corta, en nuestro caso 20-30 minutos y que no puedes quedarte luego un rato admirando el recinto.

La entrada es gratis, y si eres extranjero el guía voluntario también es gratuito.

El mausoleo está abierto las 24 horas del día para los musulmanes, pero los no musulmanes solo pueden acceder por el día. Como es recomendable visitarlo tanto de día como de noche, para verlo tras la puesta del sol tendrás que “colarte”, pero siempre con el máximo respeto.

Si quieres pasar por libre lo mejor es no llevar nada más que el móvil (que si se puede pasar y hacer fotos con él) y que las mujeres lleven un chador para no tener que pedirlo. De todas forma si tu aspecto físico es muy distinto al iraní, por ejemplo eres rubio, ojos azules…llevas la palabra “extranjero” grabada en la frente.

Cupula dorada del sepulcro de Fátima en Qom

Cupula dorada del sepulcro de Fátima

Mausoleo de Fatima Qom

Mausoleo de Fátima NO desde la plaza

Que ver en Qom

Iwan del mausoleo de Fátima

Patio interior del mausoleo de fatima en qom

Patio interior del mausoleo

que ver en Qom

Patio interior del mausoleo

3.- Mezquita Iman Hassan

La vistosa mezquita Iman Hassan está en la plaza Astane, en el lado opuesto mausoleo de Fátima. Su emplazamiento en la enorme plaza, su relativo aislamiento y el no tener vallas que se interpongan en nuestra visión, hacen que el exterior de la mezquita Iman Hassan sea incluso más bonito y fotogénico que el mausoleo de Fátima, si bien no tienen la misma carga religiosa.

Sus dos bonitos minaretes y su gran cúpula están recubiertos de azulejos de color azul con adornos que dibujan formas geométricas.

Accedemos al interior de la mezquita del Iman Hassan. Es gratis y no tiene restricciones por ser o no musulmán, si bien todas las mujeres deben llevar chador que te lo prestan en la entrada.

Ana entra por el lado de las mujeres y yo por el de los hombres, juntándonos en la gran sala interior, si bien una pequeña cadena de plástico separa ambos sexos. El techo de la sala es curioso, pero lo que más me gusta son las cristaleras que hay en uno de los lados. La luz se cuela por los cristales de colores aportando un color especial en el suelo alfombrado. Descansamos un rato sentados en las mullidas alfombras mientras algunos fieles oran.

Cúpula de la mezquita Iman Hassan en Qom

Cúpula de la mezquita Iman Hassan

Entrada de la mezquita Iman Hassan en Qom

Entrada de la mezquita Iman Hassan

Exterior de la mezquita Iman Hassan

Exterior de la mezquita Iman Hassan

Qom Iran

Exterior de la mezquita Iman Hassan

mezquita Iman Hassan que ver en Qom

Interior de la mezquita Iman Hassan

4.- El bazar de Qom

En todos los soportales de la plaza Astane, hay decenas de tiendas que venden chadores, dulces típicos, comida…sin embargo el bazar como tal está ubicado justo detrás de la mezquita Iman Hassan.

No se trata de un gran bazar, y más si lo comparamos con el de Tabriz o el de Isfahán, sin embargo dado que está a escasos metros de la plaza decidimos darnos una vuelta.

La calle principal del bazar de Qom arquitectónicamente nos recuerda bastante al bazar de Tabriz, aunque a escala muchísimo más pequeña. Lo más bonito del bazar es su gran timche o sala abovedada que posee un techo muy adornado.

Bazar de Qom

Bazar de Qom

Bazar de Qom

Bazar de Qom

Datos prácticos de Qom (de viajero a viajero)

Cómo llegar a Qom

1.- De Teherán a Qom (154 km)

La carretera que une ambas ciudades es una autopista de tres carriles. Hay autobuses públicos aunque nosotros, tras llegar en autobús de Rasht a Teherán (5,5 horas), tomamos un taxi directamente en la estación de autobús.  Por 1.200.000 riales (26€) nos dejó en nuestro hotel de Qom, tras un trayecto de 1,5 horas.

2.- Del aeropuerto de Teheran (Iman Khomeini) a Qom (100km)

El aeropuerto internacional Iman Khomeini está en la carretera que une Teherán con Qom, a 50 km de Teherán y 100 de Qom. Por tanto una buena opción de viaje si aterrizas en Teherán, es ir directamente a Qom sin pasar por la caótica ciudad de Teherán.

3.- De Kashan a Qom (112 km)

Una autopista de tres carriles une ambas ciudades. Hay autobuses públicos que son baratos, si bien nosotros hicimos el trayecto Qom-Kashan en un taxi.  Nos lo buscaron en el hotel (800.000 riales, 17€ y casi una hora y cuarto de puerta a puerta)

Dónde dormir en Qom

Al ser un lugar de peregrinación para los iraníes, Qom dispone de una amplia oferta hotelera, la mayoría de ellos en los alrededores del mausoleo de Fátima.

Nosotros seguimos las recomendaciones de Sele (El rincón de Sele) e Isaac (Viajes Chavetas) y nos alojamos en el hotel Mahan. Está 5-10 minutos andando de la plaza principal. Fueron 1.500.000 ríales (32 euros) por una habitación doble con desayuno, water occidental, aire acondicionado e incluso una cocina. Las mejores habitaciones son las que dan al interior, ya que las exteriores miran a la avenida principal y son un poco ruidosas.

Dónde comer en Qom

La oferta también es variada y lo mejor es improvisar. Nosotros cenamos bien en el restaurante del hotel internacional que está en la plaza Astane (era tarde y la fiesta de la Ashura). Y comimos al día siguiente en un lugar de comida rápida también en la plaza.

Dónde cambiar euros o dólares

Puede ser que Qom sea tu primera parada tras aterrizar en el aeropuerto de Teherán y por eso necesites cambiar efectivo. Hay un lugar de cambio de divisas en la misma plaza (en el lado contrario al hotel internacional) que dan buen cambio.

No viajes sin seguro médico y de viaje

mondo