El desierto de Atacama, ubicado en el norte de Chile, es el desierto no polar más árido del planeta. Abarca 105.000 km2, con zonas en las que puede no llover durante años, y otras, con algo de lluvia de diciembre a marzo durante el denominado «invierno altiplánico»

Esta zona de Chile es rica en minerales, lo que justifica la existencia de ciudades como Calama, plenamente dedicada a la minería. Pero ¿qué nos trae a nosotros viajeros, hasta una parte tan árida del planeta?. La respuesta no es otra que San Pedro de Atacama, un pequeño pueblo de escasamente 6000 habitantes, a 2400 metros de altura que sirve de base para realizar excursiones muy interesantes por alrededor que te permitirán disfrutar de blancos salares, preciosos lagos de montaña, ver géiseres y por la noche disfrutar de cielos estrellados gracias a la escasa contaminación lumínica de San Pedro de Atacama.

Para disfrutar de San Pedro y sus alrededores, necesitas al menos 3 días enteros. Si además llegas hasta aquí desde una zona de baja altura (en nuestro caso llegábamos de Isla de Pascua) es probable que algún día no puedas hacer nada hasta que te aclimates a la altura si no quieres sufrir Mal de Altura (o Soroche como le llaman en algunos países). Ten cuenta que algunos de los salares cercanos que visitamos están a más de 4000 metros.

Para esa estancia de 3 días en San Pedro de Atacama te proponemos 3 recorridos (puedes verlos en el plano de abajo). En esta entrada te contamos el que va hacia Piedras Rojas al sureste de San Pedro (color azul). En otras entradas del blog encontrarás un recorrido hacia el norte al geiser del Tatio y el valle de la Luna (en color naranja) y otro hacia el Este al salar de Tara y los monjes de la Pacana (en color amarillo).

Recorrido por el Sureste de San Pedro de Atacama

El primer día en San Pedro de Atacama, nos llevó a conocer la parte sureste, la que va hacia el pueblo de Socaire donde desayunamos y luego comimos. En esta parte del desierto pudimos ver el salar de Talar con sus Piedras Rojas, las lagunas Miscanti y Miñiques y el salar de Atacama. Aunque inicialmente no estábamos seguros de sí solo visitar las lagunas altiplánicas o sí ir hasta Piedras Rojas, ya que está mucho más lejos y son más horas de coche, sin duda el salar de Talar y Piedras Rojas fue el punto fuerte del día.

Para ello tomamos la carretera CH23 que se dirige hacia el Sureste de San Pedro de Atacama, en dirección al paso fronterizo Sico (entre Chile y Argentina) donde encontramos primero el Salar de Atacama, luego las lagunas altiplánicas y lo más alejado el salar de Talar.

1.- Salar de Talar o Piedras Rojas

El salar de Talar (no confundir con el salar de Tala) también es conocido como Piedras Rojas, porque en uno de los lados del salar hay unas formaciones rocosas de un color rojo intenso.

El salar, ubicado a 3950 metros de altura, se encuentra rodeado por varios cerros de color gris rojizo que terminan hundiendo sus laderas en el blanco salar y en las aguas del lago salado que tiene un pálido tono azul verdoso. El lugar es frío sobre todo a determinadas horas y es conocido porque la zona suele estar azotada por fuerte viento, algo que nosotros tuvimos la suerte de no sufrir. Como muestra de la temperatura extrema. el lago nos dejó ver su superficie completamente helada cuando lo visitamos a principios de septiembre.

La luz del sol, el cielo azul, la laguna azul verdosa y las rocas rojas componen un colorido cuadro, que merece la pena no perderse si visitas el desierto de Atacama.

El camino hasta Piedras Rojas es largo, 164 km desde San Pedro de Atacama, pero la carretera está asfaltada y solo los últimos kilómetros, cuando ya abandonas la carretera principal, se transforma en ripio en buen estado. Además la belleza del paisaje, con el color amarillo intenso que le confiere la «paja brava» que crece a esta altura, hace que el viaje no se haga largo.

Nosotros fuimos en una excursión organizada (hay cientos de agencias en San Pedro, que se pasan clientes unas a otras), pero si dispones de vehículo propio no hay ningún problema en llegar hasta allí aunque el coche no sea 4×4. El camino no tiene pérdida, salvo encontrar el desvío desde la carretera principal (ruta 23) para tomar el camino de ripio (carretera B-357) aunque está marcado en cualquier mapa GPS.

No hay que pagar entrada para ver el Salar de Talar o Piedras Rojas

Nuestra valoración de Piedras Rojas: ★★★★★

Piedras Rojas desierto Atacama Chile

Piedras Rojas o salar de Talar

Piedras Rojas desierto Atacama Chile salar Talar

Piedras Rojas desierto Atacama Chile salar Talar

Piedras Rojas o salar de Talar

Piedras Rojas desierto Atacama Chile salar Talar

Salar de Talar

Piedras Rojas desierto Atacama Chile salar Talar

2.- Lagunas altiplánicas Miñiques y Miscanti

Tras dejar atrás el salar de Talar, regresamos a la carretera principal (la Ruta 23). Nos dirigirnos a las lagunas Miscanti y Miñiques que están muy próximas entre sí.

En esta ocasión sí que hay que pagar una entrada en una caseta cercana. Allí además tienes que registrarte, ya que las lagunas pertenecen a la reserva nacional Los Flamencos.

Tras pasar por caja, llegamos a dos miradores cercanos con buenas vistas de las lagunas. Sin embargo no pudimos bajar a la orilla de ninguna de las dos lagunas. Existen senderos marcados que no hay que abandonar para proteger las aves del lugar. Según nos cuentan, además de aves, hay gran cantidad de ranas en la laguna. Tendremos que creerlo porque no podemos bajar a confirmarlo.

Las lagunas están próximas al pequeño pueblo de Socaire. El acceso por carretera es bueno, no siendo necesario un coche todoterreno, vale con uno normal.

Cuando vayas a las lagunas, intenta estar aclimatado, ya que se encuentran a 4120 metros de altura, y la carretera de acceso pasa por puntos de mayor altura. Con la aclimatación evitarás el Mal de Altura, algo que puede amargarte la excursión (como le ocurrió a una persona de nuestro grupo) y en el peor de los casos puede ser grave.

Nuestra valoración de las lagunas altiplánicas: ★★★★✰

Laguna Miñiques desierto Atacama Chile

Laguna Miñiques

Laguna Miscanti desierto Atacama Chile

Laguna Miscanti

Laguna Miscanti desierto Atacama Chile

La laguna Miscanti

3.- Salar de Atacama y parque Laguna Chaxa

Tras visitar las lagunas altiplánicas y comer en Socaire, comenzamos el regreso y el descenso. Esto mejoró el dolor de cabeza y la dificultad respiratoria que tenían algunos viajeros. Y es que nuestro próximo destino, el salar de Atacama, está bastante más bajo, a 2300 metros de altura.

El Salar de Atacama, con sus 3000 km2 de superficie, es el tercer mayor salar del mundo, por detrás del salar de Uyuni en Bolivia (11000 km2) y las Grandes Salinas de Argentina (8200 km2).

La Laguna Chaxa, perteneciente a la reserva nacional Los Flamencos, es una laguna pequeña dentro del salar de Atacama. Sin embargo es un buen lugar para disfrutar de los numerosos flamencos que viven en sus aguas.

Cerca de la laguna, un pequeño sendero marcado te adentra en la inmensa blancura del salar de Atacama. Es entonces, cuando te encuentras rodeado de un paisaje blanco infinito, cuando eres consciente del tamaño del lugar. Si luego viajas al salar de Uyuni, ya verás que diferente es la superficie de ambos salares; el de Uyuni es casi liso mientras que el de Atacama son grandes bloques de sal.

Para visitar la laguna de Chaxa (algunos directamente lo llaman Salar de Atacama) hay que pagar entrada.

Nuestra valoración del salar de Atacama: ★★★★★

Salar de Atacama desierto Atacama Chile

Salar de Atacama

Salar de Atacama desierto Atacama Chile

Paisaje del salar de Atacama

Salar de Atacama desierto Atacama Chile

Salar de Atacama desierto Atacama Chile