Sería una locura viajar a Japón y no reservar unos días para visitar los muchos lugares que hay que ver en Kioto. Y es que esta hermosa ciudad posee 17 lugares patrimonio de la humanidad y otros muchos, que aunque no lo sean, son igual de fascinantes. Te dejamos una lista con las 22 experiencias que creemos hay que hacer en Kioto. Nosotros las hicimos todas.

Si quieres saber como organizar tu visita a Kioto según los días de que dispongas (de 2 a 6 días), pronto podrás leer otro artículo en la web que te será muy útil

Las 22 cosas que hacer en Kioto en 4 o 6 días

1- Ver el jardín del templo Tenryuji

Del templo budista Tenryuji (patrimonio de la humanidad) lo mejor no son sus pabellones sino su jardín paisajista. Un jardín del siglo XIV con el típico lago rodeado de árboles, puentes, piedras perfectamente colocadas. No falta ningún elemento de los jardines estilo japonés.

Si vas en primavera los cerezos aportarán el color rosa. En otoño los arces destacarán por sus colores naranjas y rojos.

Templo Tenryuji

Templo Tenryuji

2.- Pasear por el bosque de bambu de Arashiyama

Si salimos por la puerta trasera del templo Tenryuji llegamos directamente al curioso bosque de bambú de Arashiyama.

Bosque de bambú de Arashiyama

Bosque de bambú de Arashiyama

3.- Templo Giou-Ji

El templo Giou-ji no nos pareció espectacular si lo comparamos con otros templos de Kioto, pero está cerca de Tenryuji por lo que nos acercamos a verlo.

4.- Ver el jardín del templo Ninnaji

El templo budista Ninnaji posee varios edificios tradicionales, casas de té, salas de oración, una bonita pagoda y fantásticos jardines japoneses tradicionales con los habituales puentes, piedras, árboles y plantas cuidadas con esmero y estanques.

Templo Ninnaji kioto

Jardín paisajista en el templo Ninnaji

5.- Averiguar el significado del jardín zen del templo Ryoanji

Como tal, el templo Ryoanji del XV no es especialmente llamativo. Sin embargo el misterioso jardín Zen es una maravilla y un icono de Kioto. El jardín, compuesto por 15 rocas sobre una base de grava rastrillada, capta la atención de cualquiera. Por algo es patrimonio de la humanidad.

Templo Ryoanji kioto

Jardín Zen en el templo Ryoanji

6.- Ver la pagoda del templo Toji

El templo budista Toji, de finales del siglo VIII es un templo grande. Una amplia explanada acoge varios edificios destacando los salones Kondo y Kodo, ambos de madera. Personalmente no nos parecieron los salones más bonitos que pudimos ver en Kioto.

Si por algo recordamos el templo Toji es por su pagoda de madera, de 54,8 metros de altura dividida en 5 pisos. Es el edificio de madera más alto de Japón y todo el conjunto, es patrimonio de la humanidad.

Templo Toji o To-ji que ver en Kioto

Templo Toji

7.- Ir al templo Kinkakuji o pabellón dorado

El templo Kinkaju-ji es distinto a los demás templos que pudimos visitar en Kioto. Se trata de un pabellón de tres plantas con las paredes cubiertas de láminas de oro, rodeado de vegetación y con un bonito lago delante realzando su belleza.

Es patrimonio de la humanidad y uno de los lugares que tienes que ver en Kioto.

Templo Kinkakuji o Pabellón dorado en Kioto

Templo Kinkakuji

8.- Bañarte en el onsen Funaoka

Este onsen o baño tradicional japonés está recomendado en muchas guías, pero es utilizado principalmente por japoneses. Disfrutamos, completamente desnudos, de sus múltiples bañeras.

Si quieres hacer algo diferente en Kioto, recuerda las normas para utilizar un onsen o baño tradicional japonés.

√ Dirección: 82-1 Murasakino Minamifunaokacho, Kita Ward, Kyoto

9.- Ver el jardín zen del templo Ginkakuji o pabellón de plata

Este templo, similar en forma al Kinkakuji, se planeó para ser recubierto de plata y aunque finalmente no fue así nada le impide ser patrimonio de la humanidad. Sin embargo lo mejor del templo Ginkakuji es el jardín budista Zen del siglo XV. Una explanada de grava blanca perfectamente rastrillada con un cono perfecto de arena de 2 metros de altura.

Ginkakuji o pabellón de plata en Kioto

Templo Ginkakuji

10.- Hacer una visita guiada por el palacio imperial de Kioto

El recinto palaciego es enorme, con los típicos edificios japoneses de color bermellón, vacíos por dentro y a los que no se puede acceder. Por eso la visita, siendo recomendable, nos dejó con un sabor agridulce.

La visita al palacio imperial es gratis pero hay que reservarla por internet.

Palacio imperial de Kioto

Palacio imperial

11.- Ver el castillo Nijo (Nijo-jo)

Para acceder al castillo atravesamos la bonita puerta Karomon. Ya en el castillo visitamos su interior, ya que es uno de los pocos edificios históricos que se visita por dentro.

Una vez fuera de la protección de las paredes regresamos a los jardines que rodean el complejo. Unos jardines amplios, con los típicos árboles que le otorgan un colorido cambiante según la época del año. En primavera, el rosa de los cerezos. En otoño el rojo anaranjado de los arces.

Castillo Nijo (Nijo-jo) en kioto

Castillo Nijo

12.- Curiosear en el mercado de Nishiki

El primer puesto de comida del mercado de Nishiki se instauró en el siglo XIV. Mucho tiempo ha pasado y el mercado ha crecido hasta ocupar cinco manzanas.

En el mercado Nishiki encontramos todo lo relacionado con la comida. Puestos vendiendo ingredientes «raros» para los occidentales, palillos, cuchillos para hacer sushi.

13.- Ir al barrio de las geishas o zona de Gion

Gion es un barrio conocido por albergar más de 90 casas de té en las que trabajan geishas y maikos (aprendizas de geisha). Ya solo por pasear por las callejuelas y ver las casas de té, merece la pena visitar Gion.

Para cruzarse con alguna geisha o maiko (para los profanos es difícil distinguirlas) lo mejor es ir por la tarde entre las 17h y las 19h y tener mucha paciencia. Nosotros nos apostamos en la calle Hanamikoji-dori durante más de una hora y al final tuvimos suerte.

Además de en la calle Hanamikoji-dori, hay casas de té en la calle Shijo-dori, en la zona del riachuelo Shirakawa y en Gionmachi.

Zona de Gion en kioto

Zona de Gion

14.- Disfrutar de una sopa en la calle Pontocho Alley

En Pontocho Alley hay varios «garitos» en los que te autococinas la sopa en una cazuela sobre un fogón que ponen en la barra. Si como nosotros andas muy perdido, te lo explicarán con la cortesía típica de Japón.

comer en kioto

Comer en la calle Pontocho Alley

15.- Subir al balcón del templo Kiyomizudera

Este conjunto de unas 20 edificaciones religiosas (40 si sumamos puertas y otros edificios menores) se ubica en lo algo de una colina. Por eso desde la terraza de la sala principal u Hondo se tienen muy buenas vistas de Kioto. Luego puedes ir a la cascada Otawa (en el mismo templo Kiyomizudera) y beber un poco de agua por si realmente aporta salud, longevidad y éxito.

templo Kiyomizudera en Kioto

Balcón del salón principal de Kiyomizudera

16.- Pasear por las calles tradicionales Sannenzaka y Ninenzaka

Justo al salir del templo Kiyomizudera hay dos calles peatonales con casas tradicionales, hoy transformadas en su mayoría en tiendas, que conservan todo su encanto.

Calle Sannenzaka en Kioto

Calle Sannenzaka

17.- Ver las 1001 estatuas de Kannon en el templo Sanjusangendo

El edificio principal del templo budista de Sanjusangendo (siglo XII) es un largo templo de madera de 120 metros de largo. Es el edificio de madera más largo de Japón.

En el el interior de Sanjusangendo encontramos 1001 estatuas de Kannon, la diosa de los mil brazos, hechas de madera de ciprés japonés. Una estatua de Kannon de mayor tamaño preside el templo y a sus lados las otras 1000 estatuas de menor tamaño la acompañan. Sin duda una sala espectacular. Aunque no es patrimonio de la humanidad.

18.- Ver el templo Hongan-ji (Nishi Honganji y Higashi Hoganji)

Aunque son dos templos (Nishi Honganji y Higashi Hoganji) anteriormente fue uno solo, edificado en el siglo XIV. Dos enormes templos con una gran sala del fundador y por supuesto sus correspondientes salas con imágenes de Buda.

Están en pleno centro de Kioto por lo que nos acercamos a verlos. Aunque son patrimonio de la humanidad, en nuestra opinión, no son los más bonitos que pudimos ver en Kioto.

Higashi Hoganji en kioto

Higashi Hoganji

19.- Sorprenderte con la estación de tren de Kioto

Puede resultar raro que entre las cosas que creemos que hay que ver en Kioto, se encuentre una estación de tren. Pero es que la estación de Kioto más parece un pequeño pueblo que una estación, con centenares de tiendas y restaurantes. Además su exterior posee una curiosa arquitectura y nos sirve para tomar el tren que nos acerca al último lugar que queremos ver en Kioto.

estacion de tren de kioto

Estacion de tren de Kioto

20.- Recorrer el sendero de los 10000 torii en el santuario de Fushimi Inari taisha

En el santuario sintoísta Fushimi Inari encontrarás pabellones y salas de oración dedicadas a Inari, dios del arroz y de los comerciantes. Linternas de piedra, estatuas con forma de zorro representando a los mensajeros de Inari y un montón de torii o puertas sintoístas. Y cuando digo un montón me refiero a miles. Tantas que forman una especie de túnel que recorre la colina cercana en una red de senderos de 4 kilómetros de longitud.

Santuario de Fushimi Inari en Kioto

Santuario de Fushimi Inari

21.- Ir en una excursión de día a Nara

Puedes hacer la excursión a Nara desde Osaka o desde Kioto, pero no te pierdas este bonito pueblo.

Nara japon

Nara

22.- Acercarte al castillo de Hikone

Tomar el tren bala para ir Hikone y ver su castillo

castillo de hikone japon

Castillo de Hikone