El templo Kiyomizu-dera o Kiyomizudera, literalmente templo del agua pura, en Kioto, es Patrimonio de la Humanidad desde 1994. En este templo budista hay varios edificios, pero sobresale el salón principal y su balcón, con unas vistas de Kioto que no te puedes perder. Tras visitar el templo te recomendamos pasear por las calles Ninenzaka y Sannenzaka.

Templo Kiyomizu-dera, Kiyomizudera o templo del agua pura

El nombre de Kiyomizudera significa “templo del agua pura”. Fue llamado así porque el templo se ubicó junto a las aguas trasparentes de la cascada Otawa, que queda dentro del recinto del templo.

El templo original fue construido en el año 778. Sin embargo diversos incendios lo han reducido a cenizas en varias ocasiones. Así pues los edificios de madera que vemos hoy en día datan del año 1631.

Kiyomizu-dera no es un edificio único sino un conjunto de unos 20 edificios religiosos, y 40 más si contamos puertas y edificios menores. Visitar todas ellas es sencillo si se sigue el camino principal que va uniéndolas.

Qué ver en el templo Kiyomizu-dera

Accedemos al templo y el primer edificio que nos llama la atención es una pagoda de color rojo bermellón. Es la pagoda Sanjonodo que tiene tres pisos y 31 metros. La pagoda más alta de Japón.

templo Kiyomizudera en Kioto

Pagoda Sanjonodo en Kiyomizudera

Pasamos por varias puerta y edificios menores, pero nuestra vista se desvía hacia el gran salón principal llamado Hondo. Su interior contiene una estatua de Kannon, la diosa de la piedad representada con siete caras y mil brazos, protegida por figuras de 28 deidades guardianes.

Fuera del salón principal vemos uno de los puntos fuertes del templo, el balcón del salón Hondo. Un gran balcón con suelo de madera de ciprés sostenido por decenas de columnas de madera de zelkova japonés que lo elevan a 13 metros de altura. Todo construido sin clavos.

templo Kiyomizu-dera en Kioto

Balcón del salón principal de Kiyomizudera

Continuamos la visita y llegamos a la cascada Otowa ubicada en la base del salón principal. La cascada vierte sus aguas por tres chorros. La gente toma un cazo y trata de recoger y beber un poco de agua. Dicen que eso les proporciona salud, longevidad y éxito en el amor o en los estudios.

Recorremos el camino visitando todos los edificios del templo Kiyomizu-dera. Algunos son tesoros nacionales y son bonitos, pero ninguno supera al Hondo. Si quieres información detallada de cada uno de los edificios mira en el blog Japonismo.

Las vistas

Pero lo que más nos llamó la atención de Kiyomizudera y lo que se nos quedó más grabado son las vistas. El templo está ubicado en lo alto de una colina, por lo que la sala principal sobresale por encima de los árboles que quedan a sus pies formando un alfombra arbórea que cambia de color con las distintas estaciones del año. Desde lo alto de Kiyomizu-dera, las vistas de la ciudad de Kioto son fantásticas.

templo Kiyomizu-dera en Kioto

Templo Kiyomizudera

Como llegar

El templo está un poco apartado, pero es muy fácil llegar en transporte público.

Dirección: 294 Kiyomizu, Higashiyama Ward, Kyoto, 605-0862, Japón

Desde la estación de tren de Kioto puedes tomar el autobús 206 hasta la parada Kiyomizu-muchi. Luego hay 10 minutos andando hasta el templo.

Otra opción es tomar el tren de la línea Keihan hasta la parada Kiyomizu-Gojo pero luego hay 20 minutos andando.

Otros datos

  • Abierto todo el año.
  • Horario: 6:00 – 18:00
  • Entradas: de pago.

Calles Ninenzaka y Sannenzaka

Justo al salir del templo Kiyomizu-dera encontramos dos de las calles tradicionales más conocidas y visitadas de Kioto, en el barrio Higashiyama.

Son dos bonitas pero empinadas calles con casas tradicionales transformadas en su mayoría en tiendas. Pese a ello la zona tiene mucho encanto y merece la pena pasear por estas calles peatonales.

Te recomendamos que tu paseo comience en el templo Kiyomizudera porque así irás siempre de bajada.

Calle Sannenzaka en Kioto

Calle Sannenzaka

Calle Sannenzaka en Kioto

No viajes sin seguro médico y de viaje

mondo