El lago Ness es probablemente el lugar más famoso de Escocia. Y no lo es solo por la belleza de su paisaje, sino por la leyenda del monstruo que vive bajo sus aguas. Durante décadas la gente ha buscado sin descanso conseguir fotos de Nessie. Pero si de verdad quieres conseguir una de las fotos más bellas de Escocia tendrás que dirigirte al castillo Urquhart. Las ruinas de este castillo a la orilla del lago Ness son uno de los lugares más fotogénicos del país.

Nuestra guía de viaje a Escocia

El Lago Ness

Es imposible que haya alguien que no haya oido hablar del famoso lago Ness y su monstruo. Es curioso como un mito que nació en 1933 hace que uno de los lagos menos espectaculares de Escocia sea el más conocido y se convierta en uno de los símbolos del país. No hay viaje a Escocia que se precie que no incluya el lago Ness en su recorrido.

Nosotros incluimos, por supuesto, este lago en nuestra ruta sobre todo para visitar uno de los castillos escoceses más fotogénicos, es castillo Urquhart. Pero antes de llegar allí cruzamos la ciudad de Inverness, donde no paramos ya que vamos justos de tiempo para ver el atardecer desde el castillo.

A lo largo de la carretera hay pequeños aparcamientos desde donde se puede intentar ver al “monstruo” emerger de las aguas oscuras del lago. Nosotros no tenemos suerte con Nessie, pero lo que sí disfrutamos es de un hermoso arcoíris que cruza desde una orilla a otra del enorme lago Ness.

Al llegar a Drumnadrochit, hay un centro de interpretación de Nessie (de pago), donde no entramos. Todo en este pequeño pueblo gravita alrededor del famoso monstruo. Desde aquí salen los barcos que navegan por el lago Ness, en busca del monstruo o sencillamente para disfrutar del paisaje. Si estáis interesados, en la página lochnesscruises podéis ver horarios y precios actualizados.

 

Castillo Urquhart

Castillo Urquhart y lago Ness

lago Ness

Arcoiris en el lago Ness

Castillo Urquhart

Son pocas las ruinas que quedan en pie de este castillo del siglo XIII y que fue abandonado en el siglo XVII. A simple vista solo las murallas, la puerta de acceso y la torre cuadrada principal son reconocible. A esta torre es posible subir, y es una de las partes mejor conservada.

Pero la belleza del castillo no estriba en sus paredes, sus piedras y sus muros… sino en la ubicación en la que está construido, a orillas del lago Ness y en un saliente de tierra. Esta privilegiada situación hace que el castillo sea uno de los más visitados de Escocia y sin duda, uno de los más fotogénicos.

Si queréis disfrutar por completo la visita, intentad ir al atardecer, cuando la luz anaranjada ilumina las ruinas. Por la mañana, los muros están a contraluz y es mucho menos fotogénico. Desde el castillo se tienen, probablemente, las mejores vistas del lago Ness.

  • Horarios: Muy variable a lo largo del año. Mirar la página de Historic Scotland. Último ingreso 45 minutos antes de la hora del cierre.
  • Precio: de pago. Incluido en el Explorer Pass
  • Hay un parking gratuito a la entrada
  • Tiempo de visita aproximado: 1 hora
Castillo Urquhart

Castillo Urquhart

Castillo Urquhart en el lago Ness

Dejamos atrás el lago Ness y sus majestuosas ruinas, para dirigirnos a Strathpeffer, un tranquilo pueblo situado en la carretera que nos llevará al día siguiente hasta la costa oeste de Escocia, a las puertas de la isla de Skye.