La construcción budista más grande del mundo se encuentra en la isla de Java, en Indonesia y no es otra que el templo de Borobudur. Uno de esos lugares que siempre aparecen como imprescindibles que ver en Indonesia. Java es una isla enorme. Las distancias son tan grandes que cualquier trayecto implica varias horas por carretera. Cuando estábamos organizando nuestro viaje por Indonesia nos asaltaron muchas dudas sobre qué visitar en Java y finalmente nos decidimos por llegar a Yogyakarta y visitar solo Borobudur y Prambanan. En este artículo encontrarás toda la información de Borobudur.

Templo budista Borobudur

Base del templo de Borobudur

 

Borobudur, el gran templo budista

El templo de Borobudur fue construido alrededor del siglo VIII, aunque no se sabe con exactitud. Tras una época de esplendor fue abandonado (se cree que en el siglo XIV) y durante siglos estuvo cubierto por vegetación y cenizas volcánicas. Fue en el años 1835 cuando fue “redescubierto” y desenterrado. Hoy es patrimonio de la Humanidad.

Borobudur está construido en piedra y sin mortero. Tiene forma de estupa piramidal de base cuadrada y más de 120 metros de lado. Si pudiéramos observarlo desde el aire veríamos que recuerda a un mandala budista, estructurado en 9 plataformas, las seis primeras de forma cuadrada y las tres superiores de forma redonda. Pero como la visión aérea no es posible para nosotros, lo que vemos desde tierra al entrar en Borobudur es una gran base que sustenta las 9 plataformas y las escaleras por las que se accede.

Templo budista Borobudur

Pasillos con relieves

Templo budista Borobudur

Paredes del templo de Borobudur

Templo budista Borobudur

Borobudur

La visita al gran templo de Borobudur

Aprovechando que nos alojamos en Borobudur, estamos en la puerta nada más que abren la puerta, a las 6:00 de la mañana.

Comenzamos a subir por las plataformas cuadradas. Las paredes están cubiertas por más de 2670 paneles grabados de gran belleza. Aunque algunos solo tienen fin decorativo, la mayoría de estos grabados narran historias de la cosmología budista. Recorremos lentamente los corredores de las distintas plataformas para no perdernos detalle.

Seguimos ascendiendo y llegamos a los tres últimos niveles. Estos ya no son cuadrados sino circulares y alojan numerosas estupas con forma de campana. En el interior de esas estupas encontramos figuras de Buda, la mayoría decapitadas. Hay un total de 504 figuras de Buda en Borobudur, pero no todas están protegidas por estupas.

Desde lo alto de Borobudur las vistas son magníficas. El hecho de que el templo esté construido sobre una colina natural y no sobre una llanura, mejora las vistas. Allí, en lo más alto de Borobudur pasamos un largo rato observando las estupas, el ir y venir de turistas de todo el mundo y el verde paisaje que nos rodea.

Tras 3 horas viendo Borobudur volvemos al hotel. Toca desayunar, recoger las maletas y continuar viaje hacia Yogyakarta donde veremos los templos de Pambanan. Pero esa es otra historia que os contamos en otro artículo del blog.

Templo budista Borobudur

Pasillos de Borobudur

Templo budista Borobudur

Vistas desde Borobudur

Templo budista Borobudur

Ultima planta de Borobudur

Cómo ir a Borobudur desde Yogyakarta o Semarang

Borobudur se encuentra situado a 40 kilómetros de Yogyakarta y a 90 kilómetros de Semarang, las ciudades cercanas más grandes y que tienen aeropuerto con conexiones a otras islas de Indonesia.

Nosotros llegamos a Borobudur en taxi desde Semarang, a donde habíamos volado desde Borneo. El trayecto desde el aeropuerto fue de unas 3 horas, a pesar de la alocada  forma de conducir de nuestro taxista. Decidimos pasar la noche en Borobudur para estar en el templo a primera hora de la mañana, antes de que los grupos grandes de turistas llegasen al complejo. Creemos que fue una buena idea. Borobudur es un lugar muy tranquilo por la noche y no hace falta un gran madrugón para llegar a las ruinas al amanecer.

Después de recorrer con tranquilidad Borobudur seguimos nuestro viaje y nos dirigimos a Yogyakarta también en taxi. El trayecto hasta la ciudad es de 1 hora, pero a eso hay que sumarle otra media hora para cruzar el centro y llegar hasta nuestro hotel.

También se puede ir de Yogyakarta a Borobudur en autobús público aunque nosotros no lo probamos.

Templo budista Borobudur

Estupas

Borobudur: datos que pueden interesarte

  • Hay dos taquillas, con dos precios y accesos diferentes. Una para indonesios y otra para extranjeros.
  • Las taquillas abren a las 6:00h para el público general. Pero hay una entrada especial a las 4:30h para ver el amanecer. Por supuesto, esta entrada es aún más cara que la normal. ¿Merece la pena entrar a Borobudur para ver el amanecer?. Bueno… esa es una pregunta con difícil respuesta. Depende de la vivencia de cada uno. Pero, en nuestra opinión, no merece la pena pagar la carísima entrada para ver salir el sol desde lo alto del templo.
  • En cambio si que merece la pena comprar la entrada combinada para visitar Borobudur y Prambanan. Es válida para dos días y algo más barata, aunque sigue siendo cara (precio de septiembre 2018: 580.000 rupias, 40 dólares). La entrada va acompañada de un vale para un café o una botella de agua.
  • En teoría hay que entrar con un sarong que tape las rodillas. Te lo prestan en la entrada, pero la realidad es que se ve mucha gente con pantalón corto o falda.
  • El tiempo para ver Borobudur: unas 3 horas si te gusta ir con tranquilidad.

 

Templo budista Borobudur

Dónde alojarse en Borobudur

Nosotros nos alojamos en el hotel Wahid. Un lugar tranquilo, agradable y con muy buena relación calidad precio. Está a 5 minutos andando de la entrada de Borobudur. Tienen una piscina que se agradece después de la visita al templo.

 

Reserva un tour en español para visitar los alrededores de Yogyakarta