Si ya has ido a ver la Roca del León de Sigiriya te recomendamos completar la visita subiendo a la roca Pidurangala (Pidurangala Rock). Desde lo alto de este promontorio natural podrás disfrutar de las mejores vistas de Sigiriya con todo el manto verde que la rodea. Una excursión fácil de la que te contamos ahora todos los detalles para que la puedas hacer por libre.

Nuestra guía de viaje a Sri Lanka

Como ir a Pidurangala Rock

Para llegar hasta la roca Pidurangala puedes ir caminando desde Sigiriya (está a unos 2 km), aunque lo más fácil es acceder en coche o tuk tuk hasta el punto donde se inicia la caminata, en concreto en el templo Pidurangala Sigiri Rajamaha Viharaya (localización).

La carretera de llegada no está bien señalizado, por lo que mejor llévalo indicado en MapsMe o GoogleMaps. Hay un punto confuso ya que los últimos 500 metros es una pista de tierra, aunque perfectamente accesible para coches y tuk tuk.

Hay una zona de aparcamiento justo frente al templo donde se inicia el ascenso a Pidurangala.

Si no tienes transporte propio y prefieres llevarlo todo organizado, puedes reservar un tour privado por Pidurangala.

Subida a la roca Pidurangala

La subida inicial

Dejamos nuestro coche de alquiler, y con suficiente agua y repelente de mosquitos en nuestra mochila nos dirigimos al templo que hay justo enfrente.

Para acceder y cruzar el templo hay que descalzarse y taparse hombros y rodillas (es un lugar sagrado) pero no queda más remedio ya que hay que comprar el ticket en dicho templo y el camino se inicia justo detrás. Si eres de los olvidadizos y no llevas un pareo con el que taparte te prestan uno en la entrada.

Una vez atravesamos el templo nos volvemos a poner nuestras zapatillas (mejor llevar buena sujeción para el último tramo de subida) y comenzamos a subir escaleras. La primera parte del camino son todo escaleras, muchas de ellas excavadas en la roca

Pidurangala Vihara

Tras unos 20 minutos de subida y haber recorrido unos 500 metros llegamos a Pidurangala Vihara. Este enclave budista parece ser que pudo fundarse como lugar de retiro en el siglo II-I aC aunque tuvo su esplendor en el reinado de Kashyapa (473-495 aC) el que construyó Sigiriya. Hoy lo único que podemos ver son algunas rocas con inscripciones, algunas cuevas en mal estado y un Buda reclinado de 12 metros, hecho de ladrillo y protegido de la intemperie por un saliente de roca.

Una breve parada que te vendrá bien para tomar algo de aliento tras subir las escaleras iniciales.

Pidurangala rock vista sigiriya

Pidurangala Vihara

Pidurangala rock vista sigiriya

Buda en Pidurangala Vihara

El tramo final

Dejamos atrás el Buda reclinado y continuamos por un tramo que se va complicando hasta tener que utilizar ambas manos para poder salvar las últimas rocas. Se agradece llevar unas zapatillas con buen agarre.

Son solo 10 minutos de subida pero la recompensa final es una vista espectacular de la Roca del León o Sigiriya emergiendo de un manto verde que ocupa hasta donde alcanza la vista.

Al principio nos llama la atención que vemos Sigiriya más estrecha. El motivo es que desde Pidurangala estamos viendo la cara norte de la Roca del León, la más estrecha, y por eso tenemos una estampa distinta a la que pudimos ver desde los jardines reales de Sigiriya.

Pidurangala rock vista sigiriya

Sigiriya desde el mirador PIdurangala rock

La cima de Pidurangala

Aunque ya hemos llegado al mirador de Sigiriya y es el motivo de llegar hasta aquí, si quieres subir unos metros llegarás hasta la cima desde donde también se tienen muy buenas vistas de las zonas circundantes.

En total hemos tardado una media hora en subir a la roca de Pidurangala. Tras disfrutar un buen rato de la vista toca bajar por el mismo camino, sin duda labor más sencilla que subir.

Recomendaciones para subir a Pidurangala Rock

  • La carretera de llegada no está bien señalizada y puede ser confuso al tener que tomar un camino de tierra. Mejor llevarlo indicado en MapsMe (localización)
  • Hay un aparcamiento frente al templo
  • La visita es de pago (en Sri Lanka se paga hasta por subir a la montaña)
  • Lleva zapatillas cerradas con buen agarre
  • Lleva agua suficiente si hace mucho calor
  • Los últimos metros de subida hay que hacer uso de manos y pies quieras o no
  • Se tarda unos 30 minutos en subir desde el aparcamiento hasta el mirador
  • Algunos prefieren subir al amanecer y otros muchos lo hacen atardecer…porque la hora naranja de ambas franjas horarias siempre otorga una luz especial

Esperamos que después de leer este artículo decidas subir a la roca Pidurangala, el mejor mirador de Sigiriya.

Nunca viajes sin el mejor seguro de viaje

seguro viaje heymondo general

fotografiando viajes autores


– Planifica tu viaje –

Viaje paso a paso

Viajar en coche

Otros consejos viaje

salud viajera

fotografia

alojamiento


– Reservas y descuentos –

Booking reservas

Heymondo seguro viaje

Civitatis excursiones