Nuestra ruta por Sri Lanka continua hacia el sur, y desde Dambulla nos dirigimos hacia la ciudad de Kandy en las llamadas Tierras Altas. La mayoría de los viajeros hacen esta ruta sin paradas, pero nosotros al disponer de más tiempo y conducir nuestro propio coche de alquiler vamos a parar en algunos lugares que nos parece interesante visitar como los templos Ridi Viharaya y Aluvihara. Te contamos en esta entrada que puedes ver en la carretera de Dambulla a Kandy si, como nosotros, viajas con calma y dispones de tu propio coche o tuk tuk.

Qué visitar en la carretera que va de Dambulla a Kandy

Desde Dambulla parten 2 carreteras hacia Kandy la A-9 y la A-6

1– La carretera A-9

La carretera más directa (A-9) pasa por Matale y une Dambulla y Kandy en 70 kilómetros. En este caso puedes visitar los siguientes lugares:

  1. Nalanda Gedige
  2. Aluvihara Raja Maha Viharaya
  3. Templo Sri Muthumariamman

2– La carretera A-6

Hay otra carretera casi paralela que también conduce a Kandy pero dando un pequeño rodeo. Y pensarás, ¿cual es el motivo para hacer más kilómetros para llegar al mismo lugar?. La respuesta es visitar un magnífico templo llamado Ridi Viharaya (Ridee Viharaya) o Templo de Plata.

Si quieres incluir en tu ruta el templo Ridi Viharaya, tendrás que tomar la carretera hacia Kurunegala (A-6), visitar el templo Ridi Viharaya y después tomar un desvío para ir a la carretera de Matale. Es la opción que elegimos nosotros. En total son 110 kilómetros de Dambulla a Kandy. En esta opción vas a visitar:

  1. Ridi Viharaya o Templo de Plata
  2. Aluvihara Raja Maha Viharaya
  3. Templo Sri Muthumariamman
mapa carretera dambulla a kandy sri lanka que ver

Qué ver en la carretera de Dambulla a Kandy (aquí el mapa interactivo en Google Maps)

Ridi Viharaya o Templo de Plata: una parada imprescindible de Dambulla a Kandy

El desvío para ver este templo mereció por completo la pena. No sabíamos bien que íbamos a encontrar y la visita resultó de lo más interesante. Este lugar recibe el nombre de Templo de Plata porque en el siglo II aC había una mina de dicho material aquí, no porque haya ninguna estatua o pagoda de plata.

Llegamos a Ridi Viharaya (localización) y como es habitual en los lugares poco turísticos no hay ningún extranjero,  solo fieles budistas que van a llevar ofrendas al templo. Aparcamos en un amplio parking gratuito y nos dirigimos a la entrada (hay una indicación que pone Silver Temple, no tiene pérdida).

El acceso al templo también es gratuito e incluye un folleto muy detallado de todos los atractivos de este templo. Nos recibe un policía en la puerta y nos señala hacia donde dirigir nuestros pasos. Unos minutos más tarde se acerca a nosotros y nos acompaña el resto de la visita haciendo de guía (no nos pide nada a cambio e incluso nos lleva hasta la salida para indicarnos donde están los baños).

Entrada a las cuevas ridi viharaya

Entrada a las cuevas ridi viharaya

Qué ver en Ridi Viharaya

Iniciamos el recorrido por Ridi Viharaya y lo primero que encontramos es una curiosa y bellísima construcción al lado de una gran roca, el waraka welandu viharaya (ni intentes acordarte de los nombres).

A- Waraka welandu viharaya

Este pequeño templo con columnas sirve de protección a una capilla que hay debajo de una gran roca. Las columnas de piedra están labradas con motivos que recuerdan a los templos hinduistas y sirven de antesala a una cueva que acoge un Buda principal dorado y bonitas pinturas también de color dorado que cubren paredes y techo.

Dejamos atrás el templo cueva y pasamos por el Árbol de Bodhi, la típica higuera omnipresente en todos los templos budistas y donde no faltan las típicas lamparillas de aceite encendidas por los fieles.

En pocos metros llegamos a la zona principal del templo, donde hay que descalzarse. El Ridi Viharaya o templo principal consta de 3 cuevas formadas en la parte baja de unos riscos. De alguna manera nos recuerdan a las cuevas sagradas de Dambulla, aunque de menor tamaño.

Waraka welandu viharaya ridi

Waraka welandu viharaya

Waraka welandu viharaya

Detalle de las columnas

B- Primera cueva (Maha Viharaya)

Antes de entrar en esta primera cueva nos reciben a la entrada dos naga-manavakas o leones en pie y dos esculturas de deidades de piedra. No dejéis de admirar la magnífica puerta que da acceso al interior de la cueva, bastante grande por cierto.

En medio de la cueva hay un Buda dorado (el más venerado del recinto) junto a otro enorme Buda reclinado a la izquierda. Al igual que pasaba en las cuevas de Dambulla, en todos los rincones del templo hay decenas de estatuas de Buda en pie o en postura de meditación y las paredes y techos están completamente pintados. En una de las paredes hay cerca de 1000 pinturas de Buda.

El policía (guía improvisado) nos insiste en admirar unos azulejos pintados con escenas bíblicas de la vida de Cristo que fueron regaladas por el gobernador holandés al templo en el siglo XVI. Los azulejos están cubiertos por un cristal y están en muy buen estado a pesar de los siglos que han pasado. Es muy curiosos encontrar este tipo de decoración en un templo budista.

Antes de abandonar la cueva, nuestro “policía particular” nos enseña la magnífica puerta de madera y la cierra para nosotros para que podamos admirar el sistema de cierre. Salimos por otra puerta lateral y junto a ella vemos una puerta de madera adornada con espectaculares adornos de marfil, protegida por una vitrina de cristal. ¡¡No os la perdáis porque es una maravilla!!

cueva 1 ridi viharaya

Cueva 1 de Ridi viharaya

cueva 1 ridi viharaya

Buda sedente

C- Segunda cueva (Uda Viharaya)

Nuestro recorrido por Ridi Viharaya continúa saliendo al patio para dirigirnos a esta segunda cueva. En ella podemos ver una bonita “piedra lunar” (piedra semicircular que se coloca a la entrada de los templos y está decorada con animales y flores de loto). Si habéis visitado las ruinas de Anuradhapura o Polonnaruwa habréis visto varias de estas piedras lunares.

Entramos en la segunda sala, más pequeña que la primera y presidida por otro bonito Buda. De nuevo la puerta está flanqueada por Bodhisavas y deidades. En el interior de la cueva, paredes y techos están repletos de pinturas que no dejan un centímetro de piedra al descubierto.

cueva 2 ridi viharaya

Paredes de la cueva 2

cueva 2 ridi viharaya

Detalles cueva 2

D- Tercera sala del Ridi Viharaya

Esta tercera cueva es muy pequeña y tiene dos puntos interesantes. Fíjate en una pintura exterior que de lejos parece la imagen de un elefante pero de cerca verás que hay 9 mujeres pintadas en distintas posturas. Una imagen curiosa que dice mucho de la imaginación del artista. En el interior de la cueva un baúl protege un Tripitaka y otros textos y libros sagrados budistas.

Con la visita a la tercera cueva termina lo más interesante que hay que ver en Ridi Viharaya, aunque hay algunos edificios más como una pagoda o un pequeño edificio que conserva algunos muebles del periodo colonial británico.

ridee viharaya

Elefante entrada cueva 3

ridee viharaya ridi sri lanka

Exterior de las cuevas de Ridi viharaya

Alojamiento para peregrinos en Ridi Viharaya

Al lado del aparcamiento del Templo de Plata hay un gran edificio que no es otra cosa que un alojamiento para peregrinos. Las habitaciones son gratuitas para cualquiera que quiera pasar allí unos días de recogimiento y tranquilidad (también para extranjeros, no es necesario ser esrilanqués ni budista). Solo piden un donativo para colaborar en el mantenimiento del templo.

Dejamos atrás este magnífico templo para dirigirnos hacia el sur. Este tramo de carretera (B409) es uno de los más espectaculares de la ruta de hoy. Subimos una carretera sinuosa y empinada que nos regala un paisaje repleto de palmeras. No hay ni un solo centímetro del entorno que nos rodea que no sea verde. Otro de los increíbles paisajes de Sri Lanka.

Aluvihara Raja Maha Viharaya: una curiosa parada entre Dambulla y Kandy

Aunque este templo no es uno de los lugares imprescindibles que puedes ver en Sri Lanka, es una parada interesante si viajas por carretera entre Dambulla y Kandy y no tienes prisa. El templo está situado 3 kilómetros al norte de la ciudad de Matale, al lado de la carretera (aquí la localización).

La entrada al templo es de pago, pero nos acompaña todo el recorrido un guía que en realidad trabaja en el museo budista que hay al lado. Con las explicaciones del amable guía, la visita nos resulta más interesante.

El templo de Aluvihara está enclavado entre dos grandes riscos. En realidad el templo está compuesto por pequeñas cuevas, capillas y las omnipresentes pagoda y el árbol de Bodhi (o de la iluminación). Algunas de estas cuevas servían como lugar de meditación para los primeros monjes que vivieron aquí. Otras cuevas albergan estatuas de Buda y pinturas que relatan la vida de Buda desde que era el príncipe Shidarta hasta alcanzar el nirvana. En otras paredes encontramos pinturas con las torturas que sufren aquellos que no han hecho el bien en su vida (nos recuerdan mucho a las tremendas imágenes de torturas que hay en muchos templos del Tíbet).

Entramos en un lugar de lo más curioso, una sala con horribles maniquíes cortando cabezas, despellejando, desmembrado….todo mostrando los castigos que sufren los que roban, matan…vamos una sección muy pedagógica.

Terminamos el recorrido en un pequeño museo con algunas piezas interesantes pero diseminadas por el suelo sin orden ni concierto. Hay algunas piezas interesantes como libros antiguos escritos sobre hoja de palma cocida y tratada. Allí nos enseñan como se escribía con un punzón, para luego aplicar tinta negra que al ser retirada y limpiada dejaba las letras marcadas.

Aluvihara Raja Maha Viharaya

Aluvihara Raja Maha Viharaya

Aluvihara Raja Maha Viharaya

Cuevas en Aluvihara Raja Maha Viharaya

Aluvihara Raja Maha Viharaya

Templos en Aluvihara Raja Maha Viharaya

Templo Sri Muthumariamman en Matale

Este templo hinduista está ubicado en el centro de la ciudad de Matale (localización). Nos cuesta bastante aparcar cerca porque las calles son un caos de coches, tuk tuk y motos. Nos acercamos al templo y descubrimos que está cerrado y no abren hasta 2 horas más tarde (cierran de 12 a 16:30h)…aquí la siesta se alarga bastantes horas por lo que parece.

Desde el exterior podemos ver el templo, curioso cuando menos, y hortera si lo piensas bien. Todo el exterior del templo está pintado de colorines, lleno de figuras de dioses hinduistas y mucho, mucho color. Una pena no poder entrar para comprobar si el interior es igual de “original”.

Después de esta corta parada en este templo de nombre impronunciable, continuamos nuestra ruta hacia el sur para llegar a la ciudad de Kandy. Mañana nos espera una sorpresa en uno de los templos de los alrededores de Kandy…descúbrela leyendo nuestro próximo artículo del blog.

Templo Sri Muthumariamman matale

Templo Sri Muthumariamman en Matale

Nunca viajes sin el mejor seguro de viaje

Mondo seguros

fotografiando viajes autores


– Planifica tu viaje –

Viaje paso a paso

Viajar en coche

Otros consejos viaje

salud viajera

fotografia

alojamiento


– Reservas y descuentos –

Booking reservas

Mondo seguro viaje

Civitatis excursiones