Busan es la segunda ciudad más grande de Corea del Sur y la tercera más visitada después de Seul y Gyeongju. Muchos viajeros dedican 2 días a ver lo mejor de Busan, pero su gran tamaño y la gran cantidad de lugares que queríamos visitar hizo que finalmente dedicáramos 3 días. Pensamos que fue tiempo suficiente y por eso en este artículo os contamos qué ver en Busan en 3 días y qué hicimos cada día. Así podreis organizar vuestro propio recorrido por Busan, una ciudad imprescindible en todo viaje por Corea del Sur que se precie.

Que ver en Busan en 3 dias

Que ver en Busan en 3 días (clic aquí para ver Mapa Interactivo en GoogleMaps)

Día 1 en Busan

» Templo Haedong Yonggungsa

Nuestro primer día comienza algo tarde porque venimos de la isla de Geoje, donde hemos pasado la noche. Nos dirigimos al punto más alejado de la ciudad, el templo Haedong Yonggungsa. Hay casi 30 kilómetros hasta el templo desde el centro de la ciudad y preferimos hacer el trayecto en nuestro coche de alquiler.

Pero…tenemos la mala suerte de llegar en fin de semana. El templo es un hervidero de gente. Todo Busan ha debido de tener la genial idea de pasar el domingo visitando este templo situado en un acantilado frente al mar. Armados de paciencia recorremos el templo siguiendo las largas filas de visitantes. Al terminar nos dirigimos hacia la playa Songjeong, que está a pocos kilómetros de allí.

Templo Haedong Yonggungsa Busan

Templo Haedong Yonggungsa

» Playa Songjeong

Al igual que el templo Haedong Yonggungsa, la playa de Songjeong está repleta de gente. Muchos de ellos están dentro del agua con las tablas de surf. Paramos solo un momento en el paseo marítimo y continuamos nuestro camino en busca de lugares más tranquilos.

Playa Sonjeong que ver en busan

Playa Sonjeong

» Playa Haeundae, parque Dongbaek y edificio Nurimaru APEC house

La carretera paralela a la costa nos lleva hasta otra conocida playa de Busan, la playa Haeundae, una enorme extensión de arena dorada rodeada de altos edificios.

En el extremo sur de la playa Haeundae está el parque Dongbaek. Dejamos el coche en un parking público y comenzamos una agradable caminata circular de 1 hora que va rodeando la costa. El paisaje es sorprendente por el contraste entre el mar, la vegetación y los modernos edificios de alrededor.

Casi al final del recorrido encontramos el edificio Nurimaru APEC house, que está cerrado por obras por lo que no podemos entrar. Nuestro paseo circular acaba frente a la llamada Bahía 101, un fascinante enjambre de gigantescos rascacielos.

Nos alejamos de esta zona de Busan y nos dirigimos con el coche hasta nuestro hotel, situado en la zona de Nampo. El “Nampo Hound Hotel Premiere” es un alojamiento muy recomendable, por su emplazamiento y porque tiene parking privado gratuito.

Dejamos el coche en el hotel y nos dirigimos a uno de los lugares más conocidos de Busan.

Acantilado Dongbaek park que ver en busan

Playa Haeundae desde el acantilado Dongbaek park

Bahia 101 que ver en Busan

Bahia 101 de Busan

» Mercado Jagalchi

Jagalchi es uno de esos enormes mercados de pescado asiático en el que es posible encontrar todo tipo de criaturas marinas (vivas y muertas) para comprar o para comer en ese momento. Jagalchi no es solo un mercado con puestos, sino que los vendedores se agolpan por toda la zona, dentro y fuera del edificio, ofreciendo su género. Un espectáculo digno de ver y que te sorprenderá mucho, sobre todo si es la primera vez que viajas a Asia.

Nuestro día acaba en la zona comercial de Changseon, una calle muy animada por la tarde-noche.

Día 2 en Busan

Hoy salimos temprano para dirigirnos a las afueras de la ciudad. Allí nos esperan dos templos muy interesantes, aunque diferentes entre sí.

» Templo Seokbulsa

Este templo no suele estar en las listas de lugares que ver en Busan, porque está un poco aislado. Para llegar lo mejor es hacerlo en coche, como hicimos nosotros. Se puede ir en transporte público pero puede ser complicado y agotador si hay que subir andando el último y empinado tramo.

Este pequeño templo o ermita Seokbulsa, no destaca por sus sencillos pabellones, sino por sus Budas de piedra labrados en la roca. Lo mejor de este lugar es sin duda, lo solitario del enclave que hace olvidar que se encuentra tan cerca de la vorágine del centro de Busan…todo lo contrario a lo que vivimos ayer en el templo Haedong Yonggungsa.

Templo Seokbulsa Busan corea del sur

Templo Seokbulsa

» Templo Beomeosa

Este templo, mucho más visitado que Seokbulsa, se encuentra situado en lo alto de una montaña boscosa. Es casi imposible imaginar que pocos kilómetros más allá se encuentran los altos rascacielos de Busan.

Beomeosa es un templo interesante, con buenas vistas de las montañas y tranquilos pabellones que invitan a la relajación.

Después de escapar por unas horas de la locura de una gran ciudad, volvemos a Busan y dejamos el coche en el parking del hotel. La tarde la dedicamos a recorrer el mercado Gukje y subir a la base de la torre de Busan.

Templo Beomeosa Busan corea del sur

Plaza principal de templo Beomeosa

» Mercado Gukje

El lugar que quizás nos parece menos atractivo de todo lo que hay que ver Busan, es este mercado tradicional cubierto, con techado de plástico y puestos en los que venden ropa y enseres domésticos. Sin embargo, por la noche los alrededores de este mercado son un espectáculo en sí mismos por la gran cantidad de letreros luminosos de publicidad que iluminan las tiendas y restaurantes.

Cerca del mercado se encuentra también la moderna Plaza BIFF que se inauguró en 1996 para la primera edición del festival de cine de Busan.

» Parque Yongdusan y Torre de Busan

Al caer la tarde nos dirigimos hacia la torre de Busan, situada en lo alto de una pequeña colina. Afortunadamente para llegar hasta la base de la torre hay unas escaleras mecánicas que salvan este desnivel. Llegamos hasta la entrada de la torre, desde allí se tienen unas vistas parciales de la ciudad. Dicen que las vistas desde lo alto son espectaculares, pero nosotros decidimos no subir. Si quieres subir y no quieres esperar colas, puedes comprar tu entrada a la torre de Busan con antelación.

Bajamos de nuevo hacia la zona de Changseon, para acabar el día cenando una deliciosa barbacoa coreana.

Día 3 de recorrido por Busan

Dedicamos la mañana de nuestro tercer día en Busan al barrio de Gamcheon. Por la tarde vamos hasta el sorprendente camino costero de Igidae, para acabar viendo el atardecer en la playa Gwangalli.

» Aldea cultural de Gamcheon

Junto al hotel tomamos el autobús que nos deja al inicio del recorrido a pie por este curioso barrio de Busan llamado Gamcheon Culture village. La ruta marcada nos va llevando por miradores, casas adornadas con enormes murales, divertidas obras de arte, pinturas por las calles y un sinfín de grafitis originales que hacen que recorrer Gamcheon sea una experiencia muy divertida. Pasamos cerca de 2 horas recorriendo el barrio y volvemos al hotel para continuar nuestras visitas por Busan.

Barrio Gamcheon Busan corea del sur

Barrio Gamcheon

» Camino costero del parque Igidae

Este recorrido por la península de Igidae es una de las mejores experiencias que vivimos en Busan. El sendero costero recorre un paisaje fascinante en el que son protagonistas el mar y los altos edificios de Busan. El mirador que espera al final del recorrido compensa el esfuerzo de hacer este recorrido de casi 5 kilómetros.

Llegamos hasta el inicio del sendero (Oryukdo) en coche y lo dejamos en un aparcamiento cercano. El recorrido nos lleva 3 horas y media, en parte porque nuestro paso es lento para admirar el paisaje y hacer fotos y porque paramos a comer en un acantilado. El final del sendero, con las vistas sobre la playa Gwangalli y el puente Gwangan son de lo mejor de nuestra visita a Busan.

Volvemos al coche en taxi, ya que no logramos encontrar transporte público cerca del final del recorrido (Dongsaengnal).

Camino costero parque Igidae Busan Corea del sur

Camino costero parque Igidae

» Playa de Gwangalli

El atardecer se está acercando y no hay mejor lugar para disfrutarlo que desde las cercanía de la playa Gwangalli. Desde allí podemos ver como el cielo va tiñendo de rosa el cielo mientras se ilumina el larguísimo puente de Gwangan. Este puente es el segundo más largo de Corea del Sur con 7,5 kilómetros de longitud y es espectacular sobre todo al atardecer y por la noche. Desde luego el atardecer que pudimos ver en Busan no se nos olvidará.

Playa de Gwangalli el mejor atardecer que ver en busan

Playa de Gwangalli

Acabamos el día recorriendo el paseo marítimo de la larga y animada playa de Gwangalli, repleta de tiendas, restaurantes, música callejera y gente paseando.

Nuestra visita a Busan termina. Han sido 3 ajetreados y divertidos días en la ciudad. Pero nuestra ruta por Corea del Sur continúa y nos dirigimos hacia el norte, a la sorprendente ciudad de Gyeongju.

Si quieres, reserva una visita guiada por Busan